Spread the love

Venezuela busca refugio en España. Con una caída de su economía, varios inversores y empresarios del país llevan sus negocios al viejo continente. A pesar de la crisis económica que enfrenta España desde hace unos años, el mercado ibérico es la puerta de entrada para distintos grupos que buscan invertir en el negocio de la moda.

Grupo Sambil, el operador de centros comerciales, puso en marcha en 2017 su primer complejo en Europa, el Sambil Outlet en Madrid.

Fundado en 1958 por Salomón Cohen, Grupo Sambil es una constructora venezolana que ha extendido su presencia más allá de su mercado local y que divide su actividad entre proyectos residenciales, oficinas, hoteles y centros comerciales. El grupo cuenta con no menos de trece complejos, diez de ellos en Venezuela, y más de cien millones de visitas anuales, reseñó modaes.com en 2016.

La compañía comenzó su proceso de desarrollo en 1998, cuando abrió su primer centro comercial en la ciudad de Caracas. Posteriormente, Sambil incrementó su negocio con complejos en Valencia, Margarita, Maracaibo, San Cristóbal, La Candelaria, Barquisimeto y Paraguaná.

En 2013, Sambil dio el salto fuera de su mercado local con la apertura de su primer complejo en República Dominicana, ubicado en la ciudad de Santo Domingo. El centro comercial tiene una superficie de 195.000 metros cuadrados y 350 tiendas.

La compañía también cuenta con un complejo en Curaçao, donde opera marcas de moda como Steve Madden, Nine West, Aldo, Cortefiel, American Eagle, Columbia y Springfield. Además, el centro comercial cuenta con ocho salas de cine, canchas de fútbol y hasta un gimnasio.

Para la construcción de Sambil Outlet, el grupo invirtió 55 millones de euros (61 millones de dólares) para edificar el terreno que la compañía venezolana adquirió en diciembre de 2012 en Leganés (Madrid).

Otro de los grupos que se atrevió a entrar en el mercado español es O’Hara Financial. El fondo de inversión del empresario venezolano Alejandro Betancourt, anunció el pasado lunes su entrada en el capital de la compañía española de gafas de sol Hawkers. Junto con otros grupos, Betancourt entró en el capital de Saldum Ventures, sociedad propietaria de la marca y de Miss Hamptons, Northweek y Wolfnoir.

En Venezuela surgieron dos grandes grupos que, aunque hoy tengan sus sedes en Panamá, son socios de grandes compañías de moda internacional: Phoenix World Trade y Grupo David. El primero, distribuye marcas como Timberland, Helly Hansen, Rollerblade, Dakine, Ogio, Led Lenser y Garmin.

En 2015, Pheonix entró en el capital de la española Scalpers, especializada en moda masculina. El grupo también opera en Colombia y Venezuela. En este último mercado, Phoenix era el distribuidor de Inditex, hasta que el gigante español retiró sus tiendas Zara en el país.

Grupo David es otro de los operadores venezolanos de moda internacional en Latinoamérica. Si bien su negocio se centra principalmente en marcas estadounidense, la compañía tiene previsto incorporar nuevas marcas europeas a su cartera próximamente. El grupo tiene las licencias de distribución de empresas como Victoria’s Secret, The Children’s Place y Clarks en Venezuela, Panamá, República Dominicana, Colombia, Costa Rica, Guatemala y El Salvador.

Como hecho curioso, Hugo Armando “El Pollo” Carvajal, quien estaría en España y es solicitado en extradición por Estados Unidos por narcotráfico, así como el ex policía Pedro Luis Martín Olivares, al que Estados Unidos busca por el mismo delito, han tenido vínculos en el pasado con los constructores del Grupo Cohen, quienes tuvieron en Venezuela momentos de buen entendimiento con el gobierno de Hugo Chávez. Uno de los Cohen habría sido incluso padrino de la fastuosa boda de un hijo de “El Pollo” Carvajal en 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *