Spread the love

España es refugio de  grandes fortunas venezolanas. En España conviven con distinto grado de visibilidad exchavistas y prochavistas: son los conocidos como ‘boliburgueses’ y sus sucesores, los ‘bolichicos’, término creado en 2010 por el periodista Juan Carlos Zapata para referirse a «la nueva camada de ricos en los tiempos chavistas». En España aterrizaron poco a poco desde 2011, sobre todo desde que la Administración estadounidense comenzó a sancionar y a hacer seguimiento de las transacciones financieras más sospechosas, con nombres y apellidos. Pero España es también país de acogida de antichavistas, partidarios de Juan Guaidó y Leopoldo López, cuya esposa, Lilian Tintori, no dudó en refugiarse en Madrid con sus tres hijos, donde ya estaban sus suegros, reseñó en enero el diario La Información.

En territorio español se juntan empresarios que amasaron sus fortunas en los años dorados del chavismo, con altos precios del petróleo y gigantescas obras públicas convertidas en máquinas de fabricar sobrecostes, con una nueva hornada de empresarios contrarios al régimen que han apostado con fuerza por el nicho ‘prime’ del negocio inmobiliario.

El gran éxodo a España se acentuó sobre todo tras el año 2013. Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), la comunidad venezolana en Madrid es la que más ha crecido en el último lustro (más del 100%). A nivel estatal superan los 100.000, pero se concentran sobre todo en Madrid. Un total de 43.321 ciudadanos procedentes de este país sudamericano residen ahora en la región, 29.549 más que en 2015, según el último Informe sobre Población Extranjera en la Comunidad de Madrid.

La muerte de Hugo Chávez marcó un antes y un después. Igual que lo hizo la llegada de Nicolás Maduro. Muchos de los que antes se sentían a salvo con el comandante, no lo estaban tanto con su sucesor. Pero, ¿por qué pasaron de Miami a convertir el barrio de Salamanca en la pequeña Caracas? Muchos tampoco se encontraban seguros bajo el paraguas de Donald Trump y también hay que tirar de ancestros, porque un gran número tiene parientes en España. Además, existe otro aliciente. La legislación española aprobada en plena crisis para atraer capital extranjero permite a ciertos inversores conseguir rápidamente el permiso de residencia.

Hablamos de la Golden Visa. La residencia es prácticamente automática si uno invierte medio millón de euros en un activo inmobiliario. Cinco años después pueden solicitar también la ciudadanía. Es el caso de los Capriles. El primo del líder opositor Henrique Capriles, Miguel Ángel Capriles, dirige en Madrid el grupo Gran Roque, una promotora inmobiliaria que en los últimos años ha adquirido decenas de inmuebles en el centro de la ciudad, casi todos catalogados como históricos o protegidos en los barrios Chamberí y Salamanca y luego se han convertido en promociones ‘prime’.

Axel, su primo, también ha empezado este 2020 a comprar con fuerza en Málaga con la misma filosofía. Ambos han conseguido este año la nacionalidad española. Axel, de 64 años, relató a ‘El País’ que en en Venezuela construía y comercializaba con la marca Proyectos y Construcciones Panóptica. El secuestro y desaparición de uno de sus trabajadores de confianza, Nelson Gutiérrez, le empujó a hacer las maletas. Uno de sus grandes éxitos es haber equiparado al barrio de Chamberí con el de Salamanca.

De los Cohen a los Pizzorni

The Corner Group (Impar) ha seguido la misma estrategia: comprar barato y vender caro a clientes que pueden permitirse lo mejor. El grupo, también venezolano, está dirigido por Roberto Perri Aristeguieta, Marco Esteban Zarikian y Alfredo Calzadilla. Operan en el centro de Madrid, en Gran Vía, Arturo Soria, Chamberí y Salamanca. Y no tienen miedo a las nuevas zonas: «Todos los proyectos que desarrollamos se convierten en un referente de la zona donde se encuentran», reza su web corporativa.

Este grupo está haciendo el proyecto de consultoría y diseño comercial para trasformar todas las áreas de retail y restauración de la zona de tierra y aire de todas las terminales de Madrid-Barajas. Un proyecto que se materializará en 2021. También en España está asentada la familia Cohen, propietarios de un conglomerado de empresas que se extiende por el mundo latino. En España son los fundadores de la empresa Sambil, responsable de varios outlets. El de Madrid es el más grande del país. Salomón Cohen Levy, padre de seis hijos y abuelo de 20 nietos, fundó la constructora Sambil CA en 1958 en Venezuela.

A ellos se suma Italinmuebles, de Maximilian Pizzorni, cuya multimillonaria familia posee en Puerto Rico el banco Italbank. Situada en pleno corazón de la milla de oro madrileña, Italinmuebles promociona edificios en las calles de Velázquez y Montalbán, en el barrio de Justicia y varias casas más en La Moraleja, en Alcobendas.

Como hecho curioso, Hugo Armando “El Pollo” Carvajal, quien estaría en España y es solicitado en extradición por Estados Unidos por narcotráfico, así como el ex policía Pedro Luis Martín Olivares,  al que Estados Unidos busca por el mismo delito, han tenido vínculos en el pasado con los constructores del Grupo Cohen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *