Spread the love

La sombra del escándalo vuelve a oscurecer a la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), cinco años después del estallido interno que produjo el FIFA Gate, pues la Justicia de Suiza abrió un proceso penal, además de una investigación al presidente del máximo ente del balompié mundial, Gianni Infantino.

El líder de la FIFA salió al paso emitiendo rápidamente un comunicado en el que aseguraba estar “a disposición de las autoridades”.

En su comunicado Infantino recalcó que desde que comenzó a dirigir el organismo ha hecho el intento de ejecutar su saneamento. “La gente recuerda bien dónde estaba la FIFA como institución en 2015, y cómo se requería una intervención judicial sustancial para ayudar a restaurar la credibilidad de la organización. Como Presidente de la FIFA, mi objetivo desde el primer día, y sigue siendo mi objetivo, es ayudar a las autoridades a investigar los errores cometidos en el pasado en la FIFA. Los funcionarios de la FIFA se han reunido con fiscales en otras jurisdicciones de todo el mundo para exactamente estos fines”.

Gianni Infantino considera que la oportunidad de reunirse con el Fiscal General de Suiza es “perfectamente legítimo y legal”. El dirigente asegura que no ve el procedimiento como una amenazas pues es “parte de los deberes fiduciarios del presidente de la FIFA”, dice parte del comunicado divulgado este jueves.

Parte del comunicado es alusivo a que la investigación está motivada directamente a la renuncia del responsable de la fiscalía suiza, Michael Lauber, quien fue cuestionado por sugestión del FIFA Gate, luego de algunas reuniones informales que sostuvo con el máximo jerarca del fútbol mundial. Lauber e Infantino se reunieron en varias oportunidades entre los años 2016 y 2018, levantando sospechas al no informar sobre estas reuniones.

Stefan Keller, fiscal federal extraordinario, asegura que “existen elementos constitutivos de un comportamiento objetable”, después de los encuentros entre Michael Lauber, Gianni Infantino y el primer fiscal del Cantón del Haut-Valais, Rinaldo Arnold. Autoridades judiciales suizas advirtieron que hay “indicios de conductas criminales” y eso motivó la investigación que intentará aclarar las sospechas sobre si hubo o no: abuso del cargo, violación del secreto oficial, favoritismo y la instigación de estos hechos, según informaron medios de Suiza.

En mayo de 2015 fueron arrestados los primeros dirigentes en vísperas del congreso de la Fifa en Zúrich. Fueron un total de 26 directivos que se declararon culpables de complot por actos ilícitos, fraude por medios electrónicos y lavado de dinero, entre los que figuraban el exsecretario general de la Concacaf, Chuck Blazer, y los extitulares de Conmebol, los paraguayos Nicolás Leoz y José Ángel Napout, entre otros.

Joseph Blatter, presidente de la FIFA de ese entonces, fue suspendido a cualquier actividad relacionada con el fútbol durante 8 años. Después de su destitución se nombró a Infantino.

Siga leyendo en Primer Informe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *