Spread the love

La empresa contratista de defensa estadounidense Huntington Ingalls Industries Inc (HII.N) se ha unido a una larga línea de acreedores que buscan hacer cumplir un juicio contra Venezuela.

La unidad de construcción naval de Huntington Ingalls recibió, a principios de este año, una sentencia de $ 138 millones de un tribunal de Mississippi contra el ministerio de Defensa de Venezuela por falta de pago por reparaciones a dos de los buques de guerra del país sudamericano realizadas hace décadas.

Las reparaciones comenzaron antes de que las relaciones Washington-Caracas se volvieran hostiles, bajo el fallecido presidente socialista Hugo Chávez.

Venezuela, rica en petróleo, ha sufrido un colapso económico de seis años bajo el mando de Nicolás Maduro, sucesor y pupilo de Chávez, quien ya había dejado el gobierno debiendo miles de millones a los acreedores en el extranjero.

El viernes, Huntington Ingalls registró su fallo de Mississippi en la corte federal de Delaware y solicitó que el caso sea asignado a un juez que supervisa la querella de la minera canadiense Crystallex que busca saldar las deudas de Venezuela haciéndose de una participación en la empresa matriz de la refinería estadounidense Citgo Petroleum Corp, una unidad de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

«Anticipamos que Ingalls luego presentará una Petición para un escrito de apego sobre PDV Holding de Citgo y se pondrá en línea», escribió Russ Dallen, socio gerente del banco de inversión boutique Caracas Capital Markets, en una nota a los clientes.

Actualmente a todas las compañías se les prohíbe incautar acciones de PDV Holding, la matriz de Citgo, protegida y apoyada sanciones de Estados Unidos. 

Esa protección, parte de un esfuerzo de la administración Trump para mantener a Citgo bajo el control de la oposición venezolana, expira en octubre, pero anteriormente se ha extendido varias veces.

PDVSA también ha utilizado acciones de la matriz de Citgo como garantía para sus bonos con vencimiento en 2020 y para un préstamo de 2017 de la petrolera estatal rusa Rosneft.

Con información de Reuters.

Vía Primer Informe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *