Spread the love

Álvaro de Orleans-Borbón sufragó gastos de empresarios venezolanos en el exilio con fondos de la Fundación Zagatka, de la que Juan Carlos I era beneficiario, según consta en la declaración realizada por el primo del monarca el 10 de octubre de 2018 en la Fiscalía del cantón de Ginebra (Suiza), a cuya transcripción ha tenido acceso Vozpópuli.

Tono Calleja | Antonio Rodríguez | Vozpópuli

«Desde 1979 soy propietario de una empresa en Venezuela, que en la época era un país en pleno desarrollo y democrático. Pero cuando las cosas empeoraron en este país decidí mantener la empresa, y sobre todo a los 150 empleados que trabajan ahí», declaró Orleans-Borbón, como justificación de las retiradas de efectivo realizadas en la cuenta del patronato en Crédit Suisse.

Y entre estos trabajadores, Orleans-Borbón amparó a «cuatro o cinco dirigentes de la empresa, que han tenido que huir del país para refugiarse en Argentina y Perú, especialmente. Les he ayudado financieramente porque se encuentran en una situación extremamente precaria«, reconoció este noble con residencia en Mónaco, que no especificó el nombre de los directivos que ayudó con fondos de la Fundación Zagatka.

180.000 euros

El primo de Juan Carlos I relató así, a preguntas del fiscal, el motivo por el que el 24 de enero de 2012 retiró en efectivo alrededor de 180.000 euros de Crédit Suisse. Orleans-Borbón también dijo que en otras ocasiones sacó dinero de la cuenta de la Fundación Zagatka para ayudar a los tres hijos que tuvo con su primera esposa, y 12 nietos.

También declaró que utilizó parte de los fondos de la fundación con la que sufragó los viajes del rey emérito para practicar vuelo sin motor: «Yo he ganado la copa del mundo en una ocasión. Esta actividad genera importantes gastos que pagué en metálico«, justificó.

Según publicó El Confidencial, el primo del rey emérito es propietario de una planta de materiales de construcción en Venezuela a través de una sociedad de Barbados que, a su vez, está administrada por una fundación de Liechtenstein.

La fábrica se encuentra en la localidad de Charallave, a 50 kilómetros al sur de Caracas. Opera bajo la marca comercial de Aliven, aunque el nombre de la sociedad es Agregados Livianos CA, completa el diario.

Siga leyendo en Vozpópuli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *