Spread the love

Un conglomerado iraní propiedad del ejército del país y vinculado a su programa de misiles ha establecido un punto de venta minorista en Venezuela, según funcionarios y registros que detallan la medida, profundizando la participación de Teherán con el gobierno de Maduro.

La firma iraní está trabajando con el problemático programa de alimentos de emergencia del gobierno de Maduro, que es el tema de la acción policial de los Estados Unidos como una supuesta operación de lavado de dinero, lo que agrava las preocupaciones de los Estados Unidos con respecto a la medida.

Siga leyendo en WSJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *