Spread the love

El príncipe Andrew del Reino Unido y Duque de York, buscó la asesoría de un conocido cabildero de Washington, el mismo que asesora a Nicolás Maduro, para que lo asistiera con su implicación en el caso Epstein.

Jeffrey Epstein fue un conocido financiero que se suicidó en custodia policial. Se encontraba a la espera de un juicio en su contra por cargos de tráfico sexual.

Andrew compartió una larga amistad con Epstein y ha sido señalado públicamente por haber tenido relaciones sexuales con una menor de edad. La denuncia la hizo la presunta víctima. Andrew, hasta ahora, no ha sido formalmente acusado por la justicia norteamericana.

Sin embargo, el príncipe se anticipa a la situación y se ha asesorado con el cabildero acerca de las consecuencias de su relación con el deshonrado financiero Jeffrey Epstein.

Los abogados de Andrew se habrían contactado con el cabildero Robert Stryk, que representa a figuras internacionales con delicados problemas legales. Así lo reseñó el New York Times, citando a una persona familiarizada con las circunstancias.

Entre los clientes de la compañía de Stryk , llamada Sonoran Policy Group, está Nicolás Maduro.

Sobre Maduro, el Departamento de Justicia estadounidense puso una recompensa de 15.000.000 de dólares. Se le acusa de dirigir una organización narcoterrorista junto a las Fuerzas Armadas de Revolucionarias de Colombia (FARC).

Clientes de mala reputación

Otros de sus clientes son: Isabel dos Santos,  hija del ex presidente de Angola, acusada de malversación de millones de dólares de una compañía petrolera estatal que alguna vez dirigió. Igualmente, representa al gobierno del ex presidente congoleño Joseph Kabila, que se había enfrentado a sanciones estadounidenses por abusos contra los derechos humanos y corrupción.

Siga leyendo en Primer Informe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *