Spread the love

Los eurodiputados del partido Vox de España, en representación del Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), y los del Partido Popular presentaron al Parlamento Europeo dos propuestas severas de resolución, bastante similares, en contra del régimen de Nicolás Maduro. Sin embargo, las propuestas no colaron.

Orlando Avendaño | PanAm Post

En cambio, este 9 de julio se aprobó en el Parlamento una resolución mucho más blanda que las presentadas originalmente por Vox y el PP, que excluye muchos puntos claves, y que terminó siendo un trabajo en conjunto entre los mismos del PP y los socialistas del Parlamento Europeo.

El Partido Popular no respaldó la propuesta de Vox y, en cambio, cedió a las exigencias tanto de los socialistas como de los socioliberales del grupo Renew Europe para distorsionar su documento original. El encargado por parte del PP de negociar la resolución con ambos grupos fue el eurodiputado de nacionalidad venezolana, Leopoldo López Gil, padre del afamado dirigente opositor venezolano Leopoldo López.

López Gil, según señalaron dos fuentes del europarlamento al PanAm Post, negoció con Javier López Fernández —del Partido Socialista de Cataluña, asociado al PSOE—, y con Dita Charaznová —política checa independiente, en representación del Grupo Renew—, la remoción de elementos de los documentos originales de Vox y del PP.

La propuesta de Vox, por ejemplo, menciona los siguientes puntos: i) Nicolás Maduro «socava una y otra vez la integridad credibilidad y la transparencia de los procesos electorales, en particular, tras múltiples casos de manipulación, numerosas irregularidades y fraudes en diferentes elecciones»; ii) el escándalo de corrupción del embajador en Caracas de José Luis Rodríguez Zapatero y la participación del expresidente en la «legitimación de las trampas del dictador»; iii) la «necesidad de adoptar medidas eficaces e inmediatas contra la alianza entre Venezuela e Irán, cuyo máximo exponente es la utilización de Venezuela por parte de Hizbulá como plataforma»; iv) la exigencia a que se investigue la visita de Delcy Rodríguez a España el pasado mes de febrero; v) el pacto de principios de este julio entre el representante de la Unión Europea, Josep Borrell, y el ilegítimo canciller de Maduro, Jorge Arreaza; vi) y el apoyo de Rusia a Maduro.

Todos los puntos anteriores fueron excluidos en la resolución pactada entre el PP y socialistas. Pero, además, el documento aprobado agrega una oración importante: elecciones transparentes son «la única manera de salir de la crisis, excluyéndose con ello toda acción violenta o militar».

El eurodiputado del partido Vox, Hermann Tertsch, denunció al PanAm Post lo que para él fue «una mutilación de los documentos originales».

«El Partido Popular ha cedido ante todas las exigencias del Partido Socialista Obrero Español y han terminado aprobando un documento infinitamente más débil. Yo considero que solo tiene sentido aprobar otra resolución si esta responde a las evoluciones autoritarias de Maduro. Hay que endurecer nuestra postura, dado que en Caracas han endurecido la suya contra la disidencia», dijo Tertsch al PanAm Post.

Siga leyendo en PanAm Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *