Spread the love

El mercado de los compradores de petróleo venezolano se reconfiguró luego de que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su siglas en inglés) sancionara a PDVSA en enero de 2019, pues nuevas rutas y nuevos transportes se encargaron de seguir comerciando con el régimen venezolano.

Primer Informe

Los principales países que insurgieron como fuertes compradores del crudo de la estatal petrolera venezolana fueron China, India y Cuba.

En el año anterior a las sanciones, al menos 36 embarcaciones completaron 47 viajes Venezuela-China. El número de viajes se redujo a 41 en el año siguiente a las sanciones pero se sumó una embarcación más a ese tráfico comercial.

En el año siguiente a las sanciones, los datos de  los sistemas automatizados de identificación de tráfico comercial marítimo, reflejan un aumento en los viajes entre Venezuela y China en febrero de 2019.

De la misma forma, un reporte elaborado por la firma de inteligencia Kpler, afirmaba que a través de transferencias de barco a barco, generalmente efectuadas en el estrecho de Malaca (Malasia), el petróleo proveniente de Venezuela se deposita en buques diferentes y  es enviado a China.

En ese país lo reciben como si el petróleo fuera extraído en la misma Malasia y así se lograron evitar sanciones.

La ruta india

En el caso de la India, entre enero 2018 y enero de 2019, antes de las sanciones, al menos 44 buques únicos completaron una suma de 52 viajes entre Venezuela e India. En el año después de las sanciones, al menos 34 buques únicos completaron una suma de 41 viajes, una disminución del 21 por ciento de un año al siguiente.El ritmo de los viajes entre Venezuela e India se mantuvo relativamente estable desde diciembre de 2018 hasta abril de 2019 y se redujo de mayo a julio de 2019. Después de julio, los viajes entre Venezuela e India aumentaron nuevamente durante dos meses.

La presencia de la India en los datos del viaje no es sorprendente, dado que el crecimiento anual de la demanda de petróleo del país, que se se esperaba superara la demanda de China en 2020, esto antes de la pandemia de coronavirus.

En la India, al igual que en China, Rosneft ha jugado un rol de intermediario importando petróleo de Venezuela, ya que continuó recibiendo este petróleo en pago de préstamos bilaterales.

Reliance Energy, uno de los dos compradores indios conocidos de petróleo venezolano en 2019, supuestamente compró petróleo venezolano directamente de PDVSA y de Rosneft.

Siga leyendo en Primer Informe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *