Spread the love

La defensa de Álex Saab, el señalado testaferro de Nicolás Maduro, sigue moviéndose en Cabo Verde. Acaban de radicar una carta en la que solicitan que a su cliente le sea concedida la prisión domiciliaria por razones humanitarias y graves problemas de salud.

Por EL TIEMPO

La solicitud se conoce 5 días después de que a Alejandro Correa, el embajador de Venezuela, le fuera negado el ingreso a su celda (el 20 de julio) y en momentos en que su extradición a Estados Unidos entra en la recta final.

Una corte de Miami acusa a Saab del blanqueo de 350 millones de dólares vinculados a contratos con el régimen de Nicolás Maduro, en torno a la construcción de casas subsidiadas. Pero tiene más investigaciones en curso.

«Las condiciones en las que se encuentra detenido son una violación de los derechos fundamentales y humanos, reconocidos por diversos tratados (…) el señor Saab padece problemas cardiacos, de glucosa y de tiroides, motivos por los cuales se pide el traslado domiciliario mientras el proceso de extradición sigue su curso», señala la petición de la defensa, conocida por EL TIEMPO.

Allí Saab señala que: las condiciones de la prisión de Cabo Verde “son una violación de mis derechos fundamentales y humanos, reconocidos por diversos tratados y convenciones internacionales”.

Sigue leyendo en EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *