Spread the love

El inspector jefe de Fronteras que estaba al frente del aeropuerto de Barajas cuando ocurrió el ‘Delcygate’, Francisco Javier Cuesta Rodríguez, ha sido ‘premiado’ por el departamento de Fernando Grande-Marlaska con el puesto de agregado de Interior en la embajada española en Niamey (Níger), según supo Vozpópuli de fuentes solventes.

Por Antonio Rodríguez – Vozpópuli

Este inspector era el máximo responsable policial de Barajas cuando llegó el avión de la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, según las citadas fuentes, aunque durante aquella noche se personaron varios comisarios en el lugar ante la presencia de la ‘número dos’ de Nicolás Maduro, quien tenía prohibida su entrada en territorio del espacio Schengen por las sanciones de la UE.

El nombramiento de Cuesta Rodríguez aún no ha aparecido formalmente en el BOE, pero sí que circula ya entre los nuevos destinos del personal policial destinado en Barajas. La portavoz del PP en asuntos de Interior, Ana Vázquez, fue la primera en hacerse eco y en vincular el ‘Delcygate’ con este ‘premio’.

El nuevo destino del hasta ahora inspector jefe de Fronteras en Barajas es una de las siete vacantes de consejero o agregado de Interior que Marlaska tenía que cubrir. Los puestos en liza son los de Washington (EEUU), Pekín (China), Quito (Ecuador), Yaundé (Camerún), Bogotá (Colombia), Tánger (Marruecos) y la citada Niamey (Níger).

A estas plazas se presentaron un total de 109 policías nacionales -entre inspectores jefe, comisarios y comisarios principales- para optar a estos puestos, según informó recientemente El Independiente. Tal número de candidaturas da una idea de la expectación que despierta cada convocatoria en las representaciones diplomáticas de España en el extranjero.

La demanda se debe, sobre todo, a las elevadas retribuciones que conlleva ese puesto. El sueldo mínimo es de 10.000 euros netos al mes y, en función de las condiciones de vida en la ciudad de destino, se pueden añadir otros complementos que disparan la asignación por encima de los 21.000 euros netos en algunas capitales. Además, la mayoría de estos ingresos no tributan a Hacienda.

Siga leyendo en Vozpópuli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *