Spread the love
¡Todo va muy bien, Señora Marquesa!

Jean Meyer

Es el inicio de una canción que fue muy popular en Francia; escrita más o menos en 1935, a la hora de la gran Depresión y de las amenazas fascistas, hizo reír a la gente —y la hace reír hasta la fecha— cuando, en realidad tocaba un tema demasiado serio: la ceguera frente a una situación bastante terrible y el intento de disimular torpemente la realidad. Les resumo la canción cuyo estribillo es “¡Todo va muy bien, Señora Marquesa, todo va muy bien!”.

“Sin embargo tengo que decirle, lamentamos una cosita de nada, un incidente, una tontería: la muerte de su jumento gris, pero por lo demás, todo va muy bien, etc.” Cuando la señora pregunta que pasó, le dicen que el animal murió en el incendio de las caballerizas, pero por lo demás… Si ardió el edificio es que ardió el castillo … se quemó porque, al suicidarse el marqués, cuando se enteró que estaba arruinado, tumbó las velas que estaban prendidas… pero, por lo demás, todo va muy bien, Señora Marquesa, todo va muy bien”.

Esa canción, aparentemente frívola, va para nosotros cuando nos cantan que domamos la pandemia, que la curva ya se aplanó, que lo hicimos mejor que los otros países, que nuestra disciplina ha sido ejemplar, “sin embargo tengo que decirles, lamentamos una cosita de nada, un incidente, una tontería, pasamos a tener más de 200,000 casos y 25,000 muertos, pero por lo demás, todo va muy bien”.

Va para nosotros cuando nos cantan que la crisis económica ya tocó fondo, que la economía empieza a repuntar y que la baja del PIB (un índice neoliberal que hay que olvidar) será solamente de 3.9 % y no de 10 como lo creen unos tontos.

Siga leyendo en en El Universal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *