Spread the love

Camilo Gómez, director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, se lanza al agua con una propuesta continental y polémica. Plantea ajustes urgentes al tribunal internacional de la OEA. Además, se refiere a la nueva amenaza de Odebrecht.

SEMANA

SEMANA: Vayamos al grano: ¿el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, es decir, tanto la Comisión como la Corte, requiere ajustes?

CAMILO GÓMEZ: El Sistema Interamericano para la protección de los Derechos Humanos es fundamental, bajo ninguna razón la propuesta es acabarlo, sino fortalecerlo. Esa instancia está gastando en promedio 21,3 años en resolver la petición de una víctima. ¿Cuál protección efectiva de los derechos humanos se da así? Un sistema fuerte es indispensable, no como está hoy.

SEMANA: ¿El Sistema Interamericano está tan mal?

C.G.: Solo le voy a dar unos datos consolidados a 2019. Mire, contra Colombia hay presentadas 3.273 peticiones, de las cuales han sido admitidas 1.119 y hay 1.828 en estudio. Están admitiendo peticiones que datan del año 2012 y estamos en 2020. El Sistema Interamericano fue creado cuando en América Latina predominaban las dictaduras y hoy tenemos democracias, salvo en Venezuela Nicaragua. Se requiere una Corte más fuerte, efectiva, rápida y eficiente. Fíjese, el caso de Petro se tardó cinco años mientras que el resto tarda 21,3 años. Eso es muy difícil de explicárselo a una víctima.

SEMANA: Petro no es el único, el exministro Andrés Felipe Arias y casi todos los parapolíticos condenados también han acudido al Sistema Interamericano

C.G.: Así es. Nadie desconoce que los Estados tienen fallas y muchas veces no hay aplicación debida de la justicia, eso tiene que corregirse. Pero no puede ser un sistema que intente cogobernar o desconocer la justicia interna. Aquí se creó la JEP para todos los casos relacionados con el conflicto. Es un avance importante y con el cual no tiene sentido que los implicados en el conflicto acaben internacionalmente juzgados. El Sistema Interamericano debe ser estrictamente para cuando no haya justicia interna. Además, las estadísticas muestran que a Colombia no siempre la tratan objetivamente. Somos el país al que más casos le abren. ¿Por qué?

SEMANA: Por cuenta del conflicto este es uno de los países donde más se violan los derechos humanos. ¿Eso no explica el elevado número de casos?

C.G.: Yo no comparto que Colombia sea uno de los Estados donde más se violan los derechos humanos. Hemos hecho esfuerzos desde hace muchos años por fortalecer la protección de los derechos humanos. No es perfecto, pero es innegable que hay avances, desde luego se registran casos absurdos como el de la niña indígena

Siga leyendo en SEMANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *