Spread the love

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega venció este jueves su propio récord de días ausente de su cargo, un total de 36 días sin rendir cuentas al país, mientras la crisis sanitaria se agrava por la expansión del contagio del covid-19 y el incremento exponencial de muertos a causa del virus, sin que el Gobierno haya dictado medidas para prevenir y contener la pandemia, reportó el portal nicaragüense El Confidencial.

La última aparición pública de Ortega fue el pasado 10 de junio, cuando participó en una conferencia virtual del grupo ALBA sobre la economía en el país centroamericano tras la pandemia. En su única intervención, el caudillo sandinista se quejó de las sanciones internacionales contra sus familiares y funcionarios más allegados, a la que ha calificado como “extremas” y “radicales”.

Las ausencias de Ortega han sido habituales durante sus 13 años en el poder; sin embargo, en los meses de pandemia se han dado las dos más extensas. Entre el 12 de marzo y el 15 abril de este año, el mandatario no apareció públicamente por 34 días, lo que contrastó con la actuación del resto de presidente de Centroamérica que se pusieron al frente en la respuesta ante el coronavirus.

La estrategia de Ortega frente a la pandemia es considerara «errática» por expertos nacionales e internacionales, y ha deteriorado notablemente su imagen.

Una encuesta de la firma regional CID-Gallup, publicada a mediados de junio, reveló que siete de cada diez nicaragüenses consideran que el Gobierno no ha atendido de manera adecuada la pandemia; además, siete de cada diez opinan que el país va por el rumbo equivocado.

Siga leyendo en Primer Informe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *