Spread the love

El uso del mercurio en la extracción del oro en el Arco Minero del Orinoco es extendido y descontrolado. Teóricamente, su uso está prohibido, pero dada la naturaleza irregular de la operación aurífera en esa zona, cumplir con esa prohibición es virtualmente imposible.

El informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se explica el uso de ese metal pesado reconocido por su toxicidad.  El mercurio, dice el reporte,  se usa para separar al oro de otros minerales.

Ese trabajo que se encarga, principalmente, a las mujeres.  Entre ks dos metales se forma una aleación se somete al fuego con la finalidad de volatilizar el mercurio.  Las partículas resaltantes quedan en suspensión el aire y son respiradas por los mineros.

Todos los que habitan cerca de los asentamientos mineros son víctimas de este enemigo invisible. El mercurio, también se vierte en el suelo y luego es arrastrado a los ríos por el agua de lluvia.

Los indígenas son unos de los principales afectados. Altos niveles de mercurio se ha detectado en las comunidades que viven en las partes bajas de los ríos del AMO.

La contaminación por mercurio de las vías fluviales tiene un impacto desproporcionado en las mujeres que pasan gran parte de su tiempo en contacto directo con el agua, en particular mientras se ocupan de las tareas domésticas.

En mujeres embarazadas, el mercurio puede provocar defectos neurológicos en los fetos. De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, la exposición al mercurio puede afectar de manera negativa al crecimiento del cerebro y al sistema nervioso de los bebés sin nacer.

Las siguientes funciones pueden verse afectadas si el niño estuvo expuesto al mercurio mientras estaba en el útero: pensamiento cognitivo, memoria, atención, lenguaje, habilidades motoras finas, y habilidades visuales espaciales.

Siga leyendo en Primer Informe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *