Spread the love

El presidente del parlamento de Cataluña, Roger Torrent, ha insistido hoy en denunciar el presunto caso de «espionaje político» del que él y otros dirigentes independentistas, supuestamente, han sido víctimas. En una reunión de ERC, el dirgente republicano ha criticado que determinados aparatos del Estado aprovechen los instrumentos del propio Gobierno para hacer «ilegalidades» y ha calificado la situación de «Catalan gate».

Por ABC

Al lado del exconsejero de Exteriores de Torra Ernest Maragall, también espiado con un programa para «pinchar» teléfonos, Torrent ha reclamado ir hasta el fondo de la cuestión, investigar y «depurar responsabilidades». «Que acabe la guerra sucia, que se ponga fin a las prácticas ilegales para escuchar a personas que se pueden considerar disidentes políticos», ha aseverado. Ayer, Unidas Podemos y otros ocho partidos nacionalistas y de izquierdas reclamaron investigar los hechos, denunciados por «El País» y «The Guardian».

Maragall ha ido un paso más allá y ha comparado lo acaecido con el caso ‘Watergate’ que tuvo lugar en Estados Unidos en la década de 1970 y que acabó con la dimisión del presidente Richard Nixon. A su juicio, lo vivido en Cataluña es similar al mítico caso norteamericano aunque -ha dicho- que en el caso catalán es hasta más grave. «Es un ataque sistemático contra unas instituciones, ciudadanía y proyecto político. Esto es un ‘Catalan Gate’ absolutamente definitivo», ha defendido.

Siga leyendo en ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *