Spread the love

El exjuez Baltasar Garzón asume la defensa del empresario colombiano señalado como operador financiero de Nicolás Maduro, Alex Saab, a quien Estados Unidos quiere extraditar desde Cabo Verde por corrupción. El bufete de abogados International Legal Office for Cooperation and Developmental (Ilocad), al que pertenece el exmagistrado, ha emitido este miércoles un comunicado en el que señala que el arresto de Saab es un ejemplo de cómo la Administración Trump usa legalmente el proceso para “presionar a Venezuela en el ámbito de la política internacional”. El texto añade que la defensa se pondrá en contacto con las Naciones Unidas y la Unión Africana para demostrar que los derechos de Saab “están siendo violados por el proceso de extradición”.

El equipo legal intentará presentar a Saab, reclamado por Estados Unidos por lavado de dinero, como víctima de una estrategia política de presión contra Caracas.

Alex Saab

Alex Saab, cercano al presidente Nicolás Maduro, fue arrestado en junio al aterrizar en el archipiélago de África Occidental. Estados Unidos le acusó el año pasado de lavado de dinero y lo sancionó por presuntamente orquestar una red de corrupción que les permitió a él y a Maduro beneficiarse de un programa estatal de subsidio de alimentos. El Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo en junio que Saab, colombiano con pasaporte venezolano, fue arrestado de conformidad con una notificación roja de Interpol emitida con respecto a su acusación.

Garzón, quien ganó fama con su intento de extraditar al exdictador chileno Augusto Pinochet en la década de 1990, también está coordinando la defensa de Julian Assange, fundador de Wikileaks, para luchar contra su extradición del Reino Unido a los Estados Unidos.

El Gobierno de los Estados Unidos impuso sanciones al sector petrolero de Venezuela para privar al Gobierno de fondos, y ha acusado a Maduro y a más de una docena de altos funcionarios por delitos como el narcotráfico y la corrupción. En un comunicado en junio, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela calificó el arresto de Saab como una violación del derecho internacional y dijo que había estado viajando como “agente” del Estado en negocios para obtener suministros humanitarios para ayudar a combatir la pandemia de coronavirus.

Con información EL PAÍS

Vía Alberto News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *