Spread the love

De acuerdo al Diario 1 de El Salvador, 370 millones de dólares procedentes del cartel de Texis habrían sido “lavados” a través del Banco Promerica S.A. y empresas vinculadas a políticos y empresarios cuscatlecos. 

Según informó el medio cuscatleco, el Grupo Promerica utilizó presuntamente al banco TerraBank N.A., ubicado en La Florida, Estados Unidos, para mover enormes sumas de dinero provenientes de narcotraficantes y personalidades corruptas de El Salvador.

De los 370 millones de dólares, $123.5 millones fueron transferidos a través de Air Pack (empresa dedicada al envío y recepción de remesas) y de la Federación de Asociaciones Cooperativas de Ahorro y Crédito de El Salvador (FEDECACES), la cual otorga créditos y financiamientos.

En el informe, se detalla una serie de irregularidades, puesto que Promerica habría  evadido controles adecuados sobre origen y destino de las transferencias internacionales y además, la agencia no cumplió la ley contra el lavado de dinero.

“Durante el período (primer semestre de 2015) las transacciones totales fueron de $575.9 millones, de las cuales solo $2 millones se reportaron al BCR (Banco Central de Reserva)”, cita el informe al cual el medio salvadoreño tuvo acceso.

Adicionalmente, el documento detalla que, el 5 de marzo de 2015 el Promerica desactivó la alerta del sistema Monitor Plus, la cual detectaba transacciones mayores de $50 mil y adicionalmente, la entidad bancaria no tiene habilitada la verificación en línea de la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) y dicha situación, “abre la posibilidad de financiamiento al terrorismo”.

Igualmente, las autoridades ven con recelo que se hayan emitido pagos a personas a personas en Colombia, Bangladesh, Bulgaria, Egipto, Etiopía y Marruecos.

Caso Texis:

Banco Promerica El Salvador fue señalado y amonestado por la Superintendencia del Sistema Financiero por rehusarse a clausurar una serie de cuentas bancarias vinculadas con el Cartel de Texis y su líder José Adán Salazar, conocido como Chepe Diablo.

Actualmente, Chepe Diablo está siendo procesado por lavado de dinero. El Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador tiene en sus archivos un expediente que establece como Salazar lavó $215 millones en 38 empresas, entre ellas algunas del exalcalde de Metapán, Juan Samayoa, y su hijo Wilfredo Guerra, expresidente de Gumarsal (empresa dedicada a la producción de arroz, frijoles, carnes y bienes de la canasta básica).

La Fiscalía salvadoreña documentó que Chepe Diablo introdujo, entre 2003 a 2015, más de $250 millones en distintas entidades bancarias, abriendo 71 cuentas para dicho objetivo.

Caso Nicaragua:

De acuerdo a Canal 13Luis Rivas Anduray, funcionario de PROMERICA es señalado de ser el principal operador de actividades ilícitas vinculadas al narcotráfico y blanqueo de capitales.

Vía elperiodicocr.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *