Spread the love

Los buques petroleros activos en la ruta Venezuela-Cuba aumentaron en número en el año posterior a la aplicación de sanciones por parte de Estados Unidos a PDVSA. En un informe de C4ADS e IBI Consultores, organizaciones especializadas en temas de seguridad y defensa, se destaca que 18 embarcaciones cubrieron esa trayecto entre 2019 y 2020.

Primer Informe

El Petión es uno de esos barcos. Ese buque petrolero ocultó su entrega de petróleo extraído por PDVSA a Cuba a mediados de mayo de 2019. Unos meses después, sin embargo, fue sancionado.

El camino del Petión

El 1 de mayo de 2019, el Petión realizó una escala en el puerto de la Bahía de Amuay, cerca de la refinería del mismo nombre. Allí pasó cuatro días e informó un aumento en el calado del barco. Es decir, el peso de la embarcación aumentó indicando que fue cargado de petróleo o algún producto derivado.

Después de eso el Petión viajó hacia Cuba.  Su última posición registrada fue justo afuera del puerto de la Bahía de Cienfuegos. Una vez en esa bahía, apagó su transmisor AIS durante aproximadamente cuatro días, del 13 al 17 de mayo de 2019.

AIS son las siglas en inglés para Sistema Automatizado de Identificación, su uso es obligatorio en embarcaciones comerciales de gran peso, tal es el caso de los barcos petroleros. A través del AIS se conocen públicamente el nombre, ubicación y posible trayecto de los buques petroleros en alta mar.  

Los barcos que apagan su AIS generalmente lo hacen para participar en actividades ilícitas. Al hacerlo se someten a riesgos innecesarios pues podrían pasar inadvertidos a otras embarcaciones y colisionar con ellas.

El Petión apareció nuevamente el 18 de mayo en los radares. Iba rumbo a Venezuela y de acuerdo con la data analizada, reportaba un descenso de su peso, lo que indica que descargó su contenido en puerto cubano.

Siga leyendo en Primer Informe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *