Spread the love

Millones de dólares habrían ingresado al sistema financiero de los Estados Unidos a través de un grupo de empresas y personas señaladas de ser presuntos asociados del ex ministro de Energía Eléctrica y presidente de Corpoelec, Luis Motta Domínguez, cuya gestión ha sido seriamente cuestionada en razón de la severa crisis eléctrica que enfrenta Venezuela.

Por Maibort Petit | Venezuela Política
@maibortpetit

Una investigación en torno al Mayor General Luis Alfredo Motta Domínguez, ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica y presidente de la Corporación Eléctrica Nacional, Corpoelec arrojó que personas de su entorno, presuntamente, estarían actuando como sus testaferros para, a través de una red de empresas a su nombre o de relacionados, lavar dinero proveniente de la corrupción y de contrataciones fraudulentas de las entidades dirigidas por el alto funcionario venezolano en el sistema financiero estadounidense.

Fuentes ligadas al caso informaron en calidad de anonimato que los señalados como prestanombres de Motta Domínguez habrían lavado millones de dólares en los Estados Unidos desde hace varios años, pero que las operaciones se incrementaron desde 2015 cuando el militar fue designado en los cargos antes descritos. Los investigados participaron en un supuesto esquema de corrupción que permitía a empresas ubicadas en Estados Unidos, Panamá y Colombia ganar contratos del estado venezolano con sobreprecio por vías ilegales.

Los señalamientos contra Motta Domínguez no se limitan al tiempo actual en que ha ejercido la administración de la corporación eléctrica y la cartera ministerial de energía eléctrica, sino que comprenderían también su gestión en otros organismos públicos en los que se ha desempeñado.

Como referencia acerca de los montos manejados por la administración de Motta Domínguez, hacemos referencia al año 2015, a partir de la fecha de su nombramiento en Corpoelec —de acuerdo a una relación que poseemos— se firmaron contratos que aproximadamente suman Bs. 11.457.408.455,62 en su componente en cuando moneda nacional y unos USD1.129.968.275,02 en lo que respecta a moneda extranjera.

Esquema investigado

En el esquema investigado, los implicados solicitaron a empresas proveedoras ubicadas en el estado de la Florida un porcentaje equivalente al 15 por ciento de la contratación. Según dos testimonios tomados en la investigación, la negociación del pago de soborno se realizó presuntamente a través del General de División, Eustiquio José Lugo Gómez, Viceministro de Finanzas, Inversiones y Alianzas Estratégicas del MPPEE, designado por instrucciones Motta Domínguez «con el firme propósito de que con sus acciones se contribuya con el pueblo venezolano».

Lugo Gómez -dice el informe- está relacionado con Motta Domínguez desde hace muchos años y de acuerdo a la declaración de dos testigos involucrados en esas negociaciones sería este militar quien está presuntamente «encargado del cobro del 15 por ciento de comisiones por los contratos y las órdenes de compras emitidas por el MPPEE y Corpoelec a empresas contratistas». Uno de los testimonios que sustenta el informe dice que «Motta pecha a los empresarios través de su «encargado» de compras, (el general Eustiquio Lugo Gómez) a quienes imponen doblar el precio de modo que puedan pagarle el 50 por ciento de anticipo de las operaciones».

En al descripción del pago de sobornos se señala que la mayoría deben ser pagados por los contratistas en efectivo, lo que se dificulta por las limitaciones con la moneda estadounidense en Venezuela (control de cambios). No obstante, «en ocaciones aceptaron los pagos de las coimas a través de una cuenta del banco Banesco USA a nombre de la empresa Crash II identificada con el número XXXXXX9106, Aba 067015779», confirman dos testigos.

¿Quién es Luis Alfredo Motta Domínguez?

Luis Alfredo Motta Domínguez nació el 2 de julio de 1958 y es titular de la Cédula de Identidad N° V-4.423.539. Tiene su domicilio en El Paraíso, municipio Libertador, Distrito Capital[1]. Es Mayor General de la Guardia Nacional Bolivariana.

Su cuenta individual en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, IVSS, refiere que ingresó al sistema el 16 de enero de 2012, en la actualidad se encuentra cesante, siendo que su última afiliación la tuvo a través del despacho del gobernador del estado Aragua, cuyo número patronal es A29908010. Su fecha de contingencia fue el 2 de julio de 2018. Acumula 156 semanas cotizadas y sus salarios cotizados suman Bs. 166.178,93[2]. No tiene pensión asociada.

Ejerce su derecho al voto en el Centro de Votación Socialista Ciudad Bendita, en la parroquia Turmero, municipio Santiago Mariño, estado Aragua.

El red social Twitter @LMOTTAD se presenta como “Soldado, bolivariano, revolucionario, socialista, antiimperialista y radicalmente chavista”[3].

Motta Domínguez fue designado ministro de Energía Eléctrica el 20 de agosto de 2015 en relevo de Jesse Chacón según la Gaceta Oficial N° 40.714 del 31 de julio de 2015[4]. Igualmente, el 3 de agosto de ese mismo año asumió la presidencia de la Corporación Eléctrica Nacional, Corpoelec, cargo en el que fue ratificado en febrero de 2017. Venía de cumplir funciones como presidente de la Empresa Socialista de Carreteras de Aragua.

Con anterioridad a estas posiciones en la administración pública, Motta Domínguez se desempeñó como jefe de la Región Estratégica de Desarrollo Integral (REDI) Central, con competencia en los estados Aragua, Carabobo, Miranda, Vargas y Yaracuy.

En enero de 2014 fue intendente de Protección de los Derechos Socioeconómicos de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, posición con la que fue reincorporado al servicio activo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en la categoría de efectivo. Antes también había sido ministro de Estado para la REDI Central.

Igualmente estuvo a cargo de la secretaría del despacho del gobernador de Aragua, Tareck El Aissami, y fue presidente del Instituto Nacional de Tierras (Inti).

The Wall Street Journal informó el 18 de mayo de 2015 que una división élite de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y fiscales federales en Nueva York y Miami se encontraban investigando a un grupo de funcionarios venezolanos, entre quienes figuraba Luis Motta Domínguez. La nota del diario estadounidense indicaba que los investigados estaban “bajo sospecha” de convertir al país “en un centro global de tráfico de cocaína y lavado de dinero“. La información firmada por los periodistas Juan Forero y José de Córdoba dice que antiguos traficantes de droga e informantes cercanos a altos funcionarios del gobierno o de militares venezolanos eran las fuentes de la investigación[5].

Siga leyendo en Venezuela Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *