Spread the love

David Osío El rey de los testaferros Han sido muchos los dineros saqueados de Venezuela, donde han estado delincuentes de múltiples categorías, cuyas artimañas les han permitido enriquecerse a costilla del hambre y miseria que actualmente viven los venezolanos en el país caribeño. Uno de los peores boliburgueses que han estafado al erario nacional, es sin lugar a dudas, Davis Osío Montiel, alías “El Banquero de PDVSA”.

En numerosas operaciones corruptas ha actuado en compañía de reconocidos delincuentes, funcionarios, exfuncionarios y demás personeros del gobierno chavista. En todos ellos ha salido con una buena tajada de ganancias que lo mantienen entre los más adinerados corruptos del continente, reseña corrupcionpolitica.org.

Su más reciente acción corrupta

David Osío Montiel y Norka Luque, se encuentran involucrados en una larga lista de negocios y corruptelas, como testaferros de una red de chavistas del alto régimen del gobierno de Nicolás Maduro y muy especialmente del entorno que hacen negocios ilícitos correspondientes, presumiblemente, a la almirante Carmen Meléndez, gobernadora del estado Lara, en Venezuela.

La más reciente investigación, arroja que las empresas de David Osío y Norka Luque están reseñadas como dos inmobiliarias que cuentan con sede en París, ubicadas en la misma dirección: SCI Davnork y Carraven París, Sociedades Civiles Inmobiliarias que se encuentran en la 8 rue Lincoln 75008 París y se especializan “en la ubicación de terrenos y bienes inmobiliarios”, con las cuales realizan sus operaciones de corrupción en el mundo de los negocios sucios.

Una de las principales estructuras corruptas del régimen chavista ha sido la de David J. Osío y su grupo Davos, integrada a los bancos como UBS y Deutsche Bank, y los intermediarios Danilo Díaz Granados, Norka Luque, Moris Beracha y Armando (Coco) Capriles, con sus contactos, sus relaciones, sus barcos y aviones privados y su sociedad con Osío han logrado conectar grandes negocios financieros con la Banca Suiza y con personajes de primera fila, especialmente en el mundo de los ilícitos.

David Osío Montiel: Testaferro que negocia con todo

El nombre de la inmobiliaria Davnork se debe a la unión de los nombres de David y Norka, como también lo realizó con el grupo financiero Davos, que lo creó uniendo parte de su nombre con el de su apellido. (Davos: David Osío),

Estas inmobiliarias apareces en los grandes negocios que presuntamente realizan estos vivarachos con una almirante venezolana de nombre Carmen Meléndez de quien se afirma es gobernadora del estado Lara de la República Bolivariana de Venezuela y con la cual negocian de todo, desde productos alimenticios para complementar la crisis que se vive en Venezuela, hasta enseres, materiales informáticos y todo cuanto se les presente y de donde puedan sacar provecho de sus negocios corruptos.

Es bueno mencionar que para el año 2016 se dio a conocer que David Osío y Norka Luque eran los únicos accionistas de la empresa Distribuidora Officetch 3652, que se encargaban de realizar negociaciones con el Mercal y los Ministerios de la Defensa y de Infraestructura del gobierno chavista, quienes le compraban a la distribuidora productos que van desde computadoras a sacapuntas, estos datos se encontraban en el Registro Nacional de Contrataciones, antes de que censuraran su contenido.

Dichas empresas se registraron hace varios años, y aún David Osío El rey de los testaferros y Norka Luque se encuentra como socios de Davnork junto a un comerciante corrupto llamado Elías Rodríguez, que es propietario de Carraven Paris. Esta compañía, junto a la empresa Davos Finantial Group de David Osío Montiel, y creada en la época de Tobías Nóbrega, la utilizan para operaciones muy turbias relacionadas con el saqueo de las arcas del tesoro de Venezuela, a través de la corrupción establecida desde el gobierno de Hugo Rafael Chávez y ahora de Nicolás Maduro, donde han sido sus operadores financieros y cuyos fraudes más destacados fueron perpetrados desde cuando afectaron a un gran número de jubilados de PDVSA, a quienes despojaron más de 500 millones de dólares, por el cual David Osío recibe el alias del “Banquero de PDVSA”.

Davos y Osío, conjuntamente con Mauro Nannini, se dedican al negocio cambiario con Venezuela, el cual es ilícito dentro de las fronteras del país. Su modus operandi implica un acuerdo entre una de sus empresas filiales y un banco suizo al cual Davos ordena transferencias de dólares de las cuentas donde se encuentran depositado su dinero en ese entidad bancaria, para cambiar esos dólares en el mercado negro, inyectando liquidez en el mercado monetario venezolano.

Se rumora que sus ganancias exceden de USD 1.500 millones, y son manejadas en su red de bancos cómplices, con compañías creadas en paraísos fiscales como Panamá, Antigua, Tórtola, Islas Man e Islas Caimán.

La historia de Osío está llena de acciones cuestionables y delictivas

David Osío El rey de los testaferros , vive actualmente en Miami, de donde realiza la mayoría de sus operaciones ilícitas hacia el resto del mundo. Sus compinches le dicen, “Panda”. Es dueño del grupo Davos Financial Group.

Desde muy joven inició su carrera delincuencial en el Banco Latino, apadrinado por Pedro Tinoco. Comenzó muy discretamente con una oficina de banca privada. Como consecuencia de la crisis financiera de 1994 muda a buena parte de su clientela a UBS, y luego con la ayuda de antiguos socios y captando cuentas privadas, logra establecer a Davos Financial Group, que no es más que un tarantín de empresas off-shore con un banco en la desprestigiada isla de Antigua, hogar del Stanford International Bank y de muchas otras trampajaulas bancarias.

• En Abril del año 2000 David Osío, conjuntamente con Nina Korschunov de Delfino, Juan José Pérez Delboy y Antonio Melone Cesarini, fue acusado por apropiación indebida de los bienes del occiso Enrique Delfino Arriens, así como de forjamiento de documentos e uso de documento falsos.

• En Abril del año 2009 el Office of Thrift Supervision (OTS) de los Estados Unidos, que depende del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América, determinó que David Osío, conjuntamente con Vaduz Financial Corp., Ricardo Montero, DataPro Inc. y Celestino Martínez adquirieron, fraudulentamente y sin el cumplimiento de las regulaciones aplicables, el control de Dollar Bancorp Inc. y su filial Dollar Savings Bank. El OTS declaró la nulidad de la operación de compra e impuso multas a Osío y sus cómplices.

• En Febrero del 2012 Davos International Bank, propiedad de Osío, aparece nombrado en múltiples oportunidades en la demanda que el Síndico de los fondos de Pancho Illaramendi interpone en contra de Moris Beracha y Movilway.

La participación de Davos International Bank y David Osío en el fraude de Illaramendi se concreta en haber sido el receptáculo para el pago de las “comisiones” que Moris Beracha y sus empresas exigieron a Illaramendi como condición para canalizar por su intermedio millonarias transacciones que dejaron exiguas ganancias a Illaramendi, pero le dieron oxígeno para seguir pedaleando su centrífuga.

Se dice que el 8 de diciembre de 2006 (pulsen aquí para descargarla) una de las empresa de Francisco Illarramendi transfirió a Montes, a través de Davos International Bank, la cantidad de US$ 126.000, y por medio de Vaduz Financial Corporation, US$ 2.241.548 correspondiente a “comisiones” por una operación dudosa ejecutada por Illarramendi y la otra joyita, Moris Beracha con los dineros de los Fondos de Pensiones de PDVSA administrados por Montes.

David Osío personalmente usa la intimidación como mecanismo para silenciar a sus críticos. Muchas de sus víctimas dan fe que Osío ha enviado cartas amenazando a gente que se ha pronunciado negativamente en su contra. En algunos casos, si una persona pone tan solo un tweet, enseguida Osío lo empieza a fustigar exigiendo se retracte pues de lo contario la pasará muy mal…

En varios medios de comunicación y en redes sociales han tenido que “borrar” de sus sitios webs artículos sobre Osío. No sólo eso. Osío también se ha ocupado de publicitar por todos lados la “medalla” que se compró. Algunas páginas como Business Wire tienen el artículo publicado con dicha información. Otras, como Market Watch, aparentemente se dieron cuenta de la ridiculez del asunto y decidieron borrarlo. Lo que importa, es que para Osío, aunque deje de existir la medalla y borren las notas de prensa, siempre tendrá esas fotos y unos tweets de RRPP para el recuerdo.

En fin, David Osío es un modelo insigne de la corrupción de la Quinta República. No es una persona de profundidad intelectual, ni un exitoso profesional… El talento que tiene es el de corromper y no tener límites a la hora de cometer pecados financieros. Capaz y podrán confiscarle a Osío su enorme colección de Cruz Diez, comprado con el dinero saqueado de la nación venezolana.

David Osío El rey de los testaferros y sus compinches pasarán al museo de la corrupción en Venezuela y sin lugar a dudas, pasará a la historia como uno de los principales protagonista del asalto inescrupuloso y sin límites que al erario público consumó impunemente en Venezuela secuestrada por delincuentes del régimen chavista.

Vía corrupcionpolitica.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *