Spread the love

El pasado 12 de junio, agentes del FBI y la DEA lograron dar con el paradero del colombiano Alex Saab, señalado de ser uno de los testaferros del gobierno de Nicolás Maduro y considerado como una de las piezas claves de una red ilegal de lavado de dinero del erario en Venezuela.

SEMANA

Pese a que las autoridades utilizaron varias fichas para lograr la captura de Saab, solo fue una la que permitió alcanzar ese objetivo. Se trata del colombiano Jorge Luis Hernández Villazón, conocido como Boliche, quien es señalado de ser un narcotraficante y paramilitar quien pertenecía a la clase alta de Valledupar.

De acuerdo con la Unidad Investigativa de El Tiempo, Hernández aportó datos relevantes sobre Saab, que incluso pueden llevar a procesar a otras ocho personas, que gestionaron acercamientos con autoridades a cambio de altas sumas de dinero.

Hay documentadas conexiones entre Saab y Boliche desde 2017, cuando este último ofrecía los servicios de su empresa Hernández De Luque Brothers, LLC, en Weston, Florida.

Además, Hernández también habría sido el intermediaro para que Bruce Bagley, un profesor de la Universidad de Miami, conociera al empresario Saab.

Este académico reveló información importante al juez de distrito Jed Rakoff, entre la que consta que hay diez personas más involucradas en los movimientos financieros de Saab.

Siga leyendo en SEMANA

Se hundió solo

Una persona familiarizada con la situación señala

“Alex Saab se hundió solo. Al contrario: el arrastra a Espriella y a Boliche, sus asesores de cabecera en lavado de activos en Estados Unidos. Las autoridades norteamericanas deben investigar si fue o no puesto dinero de Saab en Estados Unidos a nombre de la esposa de su abogado colombiano”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *