Spread the love

El teniente coronel David Blanes González, nuevo jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, era el jefe de la Unidad Fiscal y Aeroportuaria la noche en que el avión de la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, aterrizó en Barajas y fue a su encuentro el ministro José Luis Ábalos.

Blanes sustituye a Diego Pérez de los Cobos, cesado tras conocerse el informe que la Guardia Civil envió a la jueza que investiga la posible repercusión de la manifestación del 8-M en la propagación del coronavirus.

En el aeropuerto de Barajas, Guardia Civil y Policía Nacional tienen autoridad compartida. La zona pública (donde se produce el tránsito de pasajeros) está controlada por la Policía Nacional. La zona interior, de seguridad, de maletas incluso la pista en sí, es competencia de unos 600 guardias civiles. Son ellos también los encargados de controlar lo que entra y sale de los aviones, y qué se introduce en territorio español.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, explicó el 25 de enero que fue el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien le dijo que fuera a recibir a Delcy Rodríguez y que le dijera que “no bajara del avión” que la había traído a España.

“Llegando al aeropuerto me llama Marlaska para decirme que la ministra de Exteriores ha recibido una comunicación de la Embajada venezolana en la que le dicen que en ese avión también viaja Delcy Rodríguez. Y me dice: ‘Ya que vas, procura que no baje del avión”, dijo ese día, en una entrevista en el diario La Razón.

Siga leyendo en El Español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *