Spread the love

En la imagen, Carlos Gill Ramírez

Miguel Tavares | Opinión

En días pasados revisando las redes sociales encontré algo insólito, una boda celebrada en Casa de Campo, La Romana, República Dominicana, no fué la boda en sí lo que llamó mi atención, fue toparme con una imagen que refleja el engaño del que hemos sido víctimas todos los venezolanos.

En pleno furor de la proclamación de Juan Gerardo Guaidó Marquez como Presidente Interino, su concubina, Fabiana Rosales, porque como muchos sabrán, jamás han pasado por ante autoridad alguna que los declare marido y mujer; Fabiana Rosales asistía a dicho evento con la hija de ambos, cuestión insólita pues los protagonistas eran Gabriela Gill Marquez y Carlos Uzcátegui, hijos dilectos de Carlos Gill Ramírez, actual presidente de Corimon y hermano de otro Boliburgues de nombre Victor Gill Ramirez, presidente de Fondo Comun, el novio era el hijo de Carlos Uzcátegui Valero, todos integrantes de la Boliburguesía Venezolana.

Como muchos saben, los Gill Ramírez no necesitan tarjetas de presentación, son ampliamente conocidos sus lazos y negocios con el chavizmo y el agrado suyo y de los suyos por emparentarse con miembros de la élite boliburguesa, vale mencionar que su sobrina Maria Gabriella Gill esta casada con el bolichico Luis Alfonso Oberto Anselmi, contra quien cursa un proceso penal en las cortes federales de los Estados Unidos de Norteamerica.

Pero centrándondonos en su ahora hijo político tenemos que su consuegro Carlos Uzcátegui Valero, fue Presidente del Centro Simón Bolívar y dueño de la empresa CAUVICA, compañía recolectora de basura a nivel nacional en Venezuela y a la cual FOSPUCA le cedió una licitación en una alcaldía del estado Monagas por la módica suma de Veinte Mil Bolívares y un vehiculo Toyota Corolla usado, siendo esto lo menos escándaloso del prontuario de esta empresa que dejaba pasivos laborales sin cancelar a sus empleados y facturas mil millonarias por pesajes de basura.

Siga leyendo en expresa.me

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *