Spread the love

Historia de un barranquillero en Cabo Verde

José Hernández

Para el miamero típico Cabo Verde es de donde vienen los huracanes, pero es más es un pequeño archipielago al norte del ecuador frente a las costas de Africa en el Atlántico, donde se asienta una nación, conocida como un punto de auxilio en el trafico aéreo que cruza el oceano por donde nos llegó Colón.

Pero hoy, es donde está preso Álex Saab, el mitico empresario barranquillero, que le lleva las cuentas a Nicolás y a su claque criminal.

A finales de 2011 agarró un contrato por más de 600 millones de dólares para construcción de casas prefabricadas del que hay un video con Saab firmando el acuerdo en el Palacio de Miraflores, con Chávez, Maduro, Santos y Holguin de testigos. Negocio tan opacos como todos los de él y su socio, Álvaro Pulido Vargas.

El gran salto de Álex Saab fue cuando Maduro asumió la presidencia en abril de 2013, lo benefició con las obras de los “gimnasios verticales” y la asignación de divisas preferenciales en las subastas del Sicad.

Las cajas Clap

Crearon sociedades de papel como Group Grand Limited, S.A. (Hong Kong), Asasi Food Fze (Emiratos Árabes) y Mullberry Proje Yatirim, estas manejaron contratos por alrededor de 1.500 millones de dólares, sólo entre 2016 y 2018. En las Clap han sido millones de dólares para comprar alimentos de la peor calidad, leche en polvo sin proteina y el atún enlatado de soya.

Más negocios

Maduro, en 2018, nombra presidente Minerven a un ex empleado de Saab en Fondo Global de Construcción y la fantasmal petrolera Trenaco, también beneficiada en su momento con un millonario contrato con PDVSA. Nicolás, empieza a quemar las reservas de oro del BCV y acelera la explotación del Arco Minero, para usarlo como forma de pago e intentar evadir las sanciones financieras de EEUU. A Saab le han pagado con oro que ha terminado en Turquía y en los Emiratos Árabes Unidos, donde fue vendido y convertido en efectivo.

Los gimnasios verticales

Entre 2014 y 2015 obtuvo contratos para los “gimnasios verticales” que fueron otorgados por la Fundación Propatria 2000, dirigida por uno de los hijos de Cilia Flores y el sobrino Carlos Malpica Flores, ex tesorero de la nación.

En el 2019, el Departamento del Tesoro de EEUU anunció la inclusión de Saab en la lista de sancionados. Pero incursiona en cada vez más en complejas operaciones financieras, junto a Tareck El Aissami, ahora ministro de Petróleo y Simón Zerpa, ministro de Finanzas.

Negosios en Teherán

Fue el operador de Maduro detrás del negocio de la compra de combustible a Irán. Poco antes de anunciarse la compra de los cinco barcos que ya llegaron al país, Saab había viajado a Irán. Los itinerarios del avión en el que lo detuvieron, tubo varios viajes a Irán. Ese combustible iraní se pagó con oro venezolano y Saab fue el operador. El objetivo del viaje era ese y no la compra de alimentos para los Clap o medicinas, como dice el comunicado de Arreaza. Los proveedores de alimentos usados por Saab han sido México, Turquía e India.

¿Qué busca EE.UU.?

Saab es el cerebro y operador financiero del chavismo desde hace tiempo. Es el contable de Maduro que conoce muchos de los cada vez más opacos movimientos financieros con recursos públicos. Una eventual extradición lo obligará a contar todo lo que sabe para no enfrentar una larga condena en EEUU, donde tiene una acusación por lavado de dinero por operaciones financieras firmado con Chávez.

El chavismo parece dispuesto a todo para rescatar a Saab. La cancillería emitió un comunicado en el que lo califica como un “agente” del Gobierno, con fuero diplomático. Saab, junto a sus abogados, cuando demandaron a la directiva de Armando Info el medio que mejor argumenta las denuncias en su contra, expresó que ni siquiera conocía a Maduro, ahora resulta que la usurpación lo considera un diplomático venezolano.

Armando Info fue demandado en octubre de 2017, semanas después de haber publicado dos reportajes que ya demostraban la presencia de Alex Saab en el negocio de los CLAP a través de una compañía registrada en Hong Kong de nombre Group Grand Limited. La demanda fue contra Roberto Daniz, por ser el autor de los reportajes, pero también contra los tres editores fundadores del portal: Alfredo Meza, Joseph Poliszuk y Ewald Scharfenberg. Ni siquiera solicitaron un “derecho a réplica”.

¿Alguien en Venezuela?

En Venezuela siguen sus socios, Álvaro Pulido Vargas y Carlos Lizcano Manrique, otro ciudadano colombiano clave en la red de sociedades instrumentales que han levantado. Lizcano Manrique maneja la empresa Salva Foods, responsable de las Tiendas Clap, instaladas en la antigua red estatal de Abastos Bicentenario, un activo público entregado a estos señores por Maduro. Manrique fue también el hombre clave para captar a diputados entonces opositores en 2019, con Luis Parra a la cabeza, para viajar a Europa a blanquear los negocios de Álex Saab y a la postre también para el asalto a la directiva de la Asamblea Nacional el 5 de enero.

Vía El Venezolano Panamá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *