Spread the love

Casto Ocando | Primer Informe

El Departamento de Justicia norteamericano está ampliando el escrutinio de varias transacciones financieras que beneficiaron a militares vinculados con la incursión armada del pasado mes de mayo en las costas venezolanas, conocida como la Operación Gedeón.

Según fuentes familiarizadas con el caso, investigadores federales en Miami y Nueva York están detallando las conexiones particularmente de una transacción de varios millones de dólares, hecha en un banco de Europa oriental a beneficio de un alto militar que participó en la organización de la operación.

Presuntamente el pago fue realizado a un miembro de la red de testaferros del alto militar, a cambio de revelar todos los detalles de la operación para que el régimen de Nicolás Maduro pudiera neutralizarla.

La investigación se inició porque el gobierno norteamericano ya conocía de las actividades del testaferro y sus cuentas.

Según la fuente, el alto militar confesó que recibió el dinero en una cuenta manejada por el testaferro, antes de que tuviera lugar la fallida operación.

Básicamente, dijo la fuente, «el régimen de Maduro sabía todos los detalles de la operación con suficiente antelación, gracias a la información comprada con el pago».

El dinero fue autorizado por un alto dirigente del régimen de Nicolas Maduro, aseguró la fuente, sin decir quién.

Siga leyendo en Primer Informe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *