Spread the love

 

Por Enderson Sequera

Los últimos días los venezolanos han vivido una pesadilla informativa. ¿Fue real la Operación Gedeón? ¿Quién es Jordan Groudeau? ¿Firmó o no Guaidó el contrato? Son algunas de las preguntas que nos hacemos en medio del fuego cruzado de la propaganda de guerra.

A continuación, presentaremos nuestra versión. Luego de una revisión cuidadosa de las fuentes, daremos respuesta a estas preguntas, compartiremos nuestra interpretación de los hechos y señalaremos las implicaciones de estos en el proceso de transición en Venezuela.

Antecedentes

El 23 de febrero de 2019, un grupo de militares cruzó la frontera hacia Colombia. Se esperaba la entrada de ayuda humanitaria a Venezuela. No ocurrió.

Cerca de la frontera con Venezuela se encontraba el M/G del Ejército, Cliver Alcalá Cordones, participante en el Golpe de Estado del 04 de febrero de 1992 en Venezuela.

Ese día, en el sitio de las operaciones, reconoció a Guaidó como presidente encargado y aseguró que “hoy comienza el derrumbe” de Nicolas Maduro. “Con el pueblo colombiano y el pueblo venezolano cumpliremos la sagrada misión de pasar la ayuda humanitaria”, agregó.

Meses después, trascendió que Alcalá planeaba liderar un contingente de 200 soldados venezolanos para hacer pasar la ayuda humanitaria por la fuerza, según reseñó Bloomberg. Estos esfuerzos fueron detenidos por las autoridades colombianas.

El 26 de marzo de 2020, el fiscal general de EE.UU., William Barr, acusó formalmente a los cabecillas del chavismo por narcotráfico, corrupción y lavado de dinero. A su vez, ofreció una recompensa de hasta US$ 15 millones por quienes colaboraran en su captura.

Entre estos cabecillas del chavismo, se encontraba Alcalá, por el cual ofrecieron US$ 10 millones.

Ese mismo día, el régimen chavista anunció la captura de un lote de armas en la frontera colombiana. Acusó a Alcalá de estar planeando una operación militar en Venezuela para derrocar a Maduro.

Alcalá admitió la denuncia. “Estas armas eran parte de un acuerdo entre Juan Guaidó con asesores norteamericanos, que tenían como fin ser utilizadas en una operación contra Maduro”, explicó a la emisora W Radio. Detalló que las armas eran para Robert Colina, alias “Pantera”, militar venezolano líder de la operación, y alegó la existencia de un contrato firmado por Guaidó, su asesor J.J. Rendón y Sergio Vergara, en el cual se detallaba la operación.

En horas de la tarde, Alcalá se entregó a las autoridades colombianas, para luego ser extraditado a Nueva York donde enfrenta los cargos señalados por el fiscal Barr.

Este sería el origen de la Operación Gedeón.

Días previos

Los acontecidos días previos a la Operación Gedeón han dado lugar a la interpretación de que esta no es más que una maniobra de distracción. ¿Qué sucedió en estos?

a. COVID-19, escasez de gasolina y alimentos

La cuarentena por el COVID-19, la crisis de la gasolina y la escasez de alimentos producto del control de precios son los temas que más preocupan la cotidianidad de los venezolanos.

Las kilométricas colas por gasolina, la incertidumbre por la cuarentena y el control de precios, han aumentado el descontento social. Se han producido olas de saqueos en el Oriente del país.

b. Masacre en Guanare

46 privados de libertad asesinados y más de 70 heridos fueron el saldo de la represión en el Centro Penitenciario de los Llanos, en Guanare, estado Portuguesa.

De acuerdo al Observatorio Venezolano de Prisiones, los reos habrían iniciado una protesta debido a restricción del ingreso de alimentos por medio de sus familiares. Esta habría sido el detonante de la masacre.

Familiares de las víctimas, junto a organizaciones defensoras de Derechos Humanos, han exigido al régimen de Maduro que aclare lo sucedido. Al día de hoy, no se ha recibido una respuesta satisfactoria.

Las exigencias se siguen haciendo en redes sociales.

c. Tiroteos en Petare

Al momento de escribir estas líneas, son siete noches consecutivas en que los habitantes del sector José Felix Ribas, en Petare, se encuentran en medio de demostraciones de poder entre bandas criminales, quienes disparan cientos de balas al aire.

Habitantes del sector reportan lo insoportable de la situación, así como denuncian los daños hechos por los disparos en sus viviendas. Algunos habitantes de zonas tan alejadas como El Cafetal han acusado daño en sus casas, debido a los disparos.

El pasado lunes 05 de mayo, se produjo un cacerolazo entre vecinos del sector, al parecer en apoyo a Wilexis Alexander Acevedo Monasterios, uno de los delincuentes más importantes de la zona.

De acuerdo a esta versión, la banda de Wilexis se habría enfrentado, con armas automáticas, a la banda de alias “El Gusano”, disputando el control de la zona.

Al grito de “Wilexis, amigo, el pueblo está contigo”, habitantes del sector expresaron su apoyo al antisocial.

La ejecución de la Operación Gedeón

Primera etapa: Macuto

En la mañana del 03 de mayo, Néstor Reverol, ministro del Interior, anunció que fue capturados un grupo de militares que desembarcó en las costas de Macuto, estado Vargas, proveniente de Colombia. Según Reverol, su objetivo era asesinar a líderes del chavismo y dar un golpe de Estado.

Minutos más tarde, Diosdado Cabello, número 2 del chavismo, dijo que habían sido abatidos 8 soldados y capturado 2 en la operación.

Entre estos estaba el capitán alias “Pantera”, a quien Alcalá hizo referencia en su declaración de mayo. El periodista Román Camacho confirmó su muerte.

Fotos del incidente fueron publicadas en redes sociales. Los usuarios no tardaron en comentar lo poco verosímil que era el hecho que los supuestos mercenarios, al momento de la incursión, hubiesen llevado consigo sus tarjetas bancarias e identificaciones.

Hasta este momento, reinaba el escepticismo y la incredulidad. La versión más difundida era la de otro falso positivo del régimen de Maduro.

Pero faltaba el factor Groudeau.

El factor Jordan Groudeau

Cuando reinaba la incredulidad, dos videos y un contrato le dieron un giro inesperado a la historia.

En un video publicado en Twitter por la cuenta @CARIVE15, el militar estadounidense, Jordan Goudreau, se adjudicó la incursión en Macuto, la cual denominó “Operación Gedeón”.

Posteriormente, mostró a la periodista Patricia Poleo un contrato que habría sido firmado por él, por Guaidó, el asesor J.J. Rendón y el diputado Sergio Vergara. Por un monto de US$ 212,9 millones, se comprometían a derrocar al régimen de Nicolás Maduro.

En un video difundido en el mismo programa, fue mostrada una supuesta conversación de Groudeau con el presidente Guaidó sobre el contrato.

Este contrato sería el mismo al que hace referencia el general Cliver Alcalá.

¿Quién es Jordan Groudeau?

Groudeau es CEO de Silvercorp Inc., una empresa de seguridad establecida en Florida, Estados Unidos. Entre sus servicios se encuentran: consultoría de crisis y liderazgo, planificación no convencional, desarrollo, integración y ejecución de proyectos, proyectos especiales y proyectos complejos de liderazgo.

De sus declaraciones a Poleo, se desprende lo siguiente:

-La operación sigue en movimiento. Son varios focos.

-La presidencia de Guaidó, luego de comprometerse, no hizo los pagos a tiempo, por ello “habría fracasado la operación”. “Con el pago de US$ 1,5 millones, habría bastado para tener éxito”, declaró Goudreau. Pese a esto, la operación se ejecutó porque hay “militares venezolanos dispuestos a luchar por su país”.

Según un reportaje de AP, Goudreau había estado entrenando a militares venezolanos en Colombia desde octubre de 2019 para deponer a Maduro. El sitio conectingvets.radio.com reportó que Goudreau estuvo intentando reclutar a otros veteranos para ir de Jamaica a Venezuela y capturar a Maduro. Uno de ello contó que se negó a participar porque “le parecía una película”.

Las contradicciones de la presidencia encargada

A las 3:55PM del día domingo 03 de mayo, un comunicado de la presidencia calificó este hecho como una distracción de la usurpación ante la masacre de la cárcel en Guanare y los tiroteos en Petare. Se denunció el uso de falsos positivos, en oficiales militares y civiles. Se tildó el hecho de “montaje fabricado por la dictadura”.

El comisionado Iván Simonovis, afirmó: “Régimen fabrica olla con lo que relatan en Vargas para profundizar persecución y represión en contra del gobierno interino y cualquier venezolano que se oponga a la dictadura”. A su vez, denunció que fueron extrajudicialmente oficiales rebeldes del Ejército, y que sus cadáveres fueron utilizados para este “falso positivo”.

Al aparecer el video de Groudeau, empezaron las contradicciones.

A las 11:19PM de ese día, Simonovis tuiteó: “Están dadas las condiciones para romper las cadenas de la dictadura. No puede repetirse el caso del inspector Óscar Pérez”.

Este hecho fue interpretado como peligrosas declaraciones cruzadas entre el presidente Guaidó y su encargado de seguridad. Al día siguiente, las contradicciones se profundizaron.

Siga leyendo en medium.com/@espolitiks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *