Spread the love

El Departamento de Estado analiza las medidas a tomar en respuesta al envío de combustible desde Oriente Medio a Venezuela, tomando en cuenta las sanciones a ambos países.

«Esto no sólo no es bien recibido por Estados unidos, sino que tampoco lo es por el resto de los países de la región, y estamos analizando las medidas que se pueden tomar», dijo un funcionario de alto nivel a la agencia de noticias Reuters.

Reportes de Refinitiv Eikon han revelado que un buque que transportaba combustible que fue cargado en un puerto iraní, ha zarpado a Venezuela, lo que podría ayudar a aliviar la aguda escasez de gasolina en el país.

El miércoles, un buque cisterna mediano con bandera iraní llamado Clavel, cruzó el Canal de Suez luego de cargar combustible a fines de marzo en el puerto iraní de Bandar Abbas, según reportes de varios medios.

El envío sigue demostrando el nivel de colaboración entre Irán y Venezuela, que ha venido en aumento desde que el mes pasado comenzaran a llegar a Venezuela varios vuelos de Mahan Air, con material y equipos para reiniciar el Complejo Refinador Paraguaná, que se encuentra totalmente parado.

Ante esto Washington tiene «un alto grado de certeza», de que Maduro paga a Irán con toneladas de oro, dijo el mismo funcionario, bajo condición de permanecer en el anonimato a la agencia noticiosa.

Estados Unidos impuso sanciones en 2019 a Petróleos de Venezuela (PDVSA) buscando golpear a Maduro, de la misma forma que ha sancionado a Irán para contener su poder regional en Medio Oriente.

También se conoció que otros cuatro buques iraníes del mismo tamaño que el Clavel, cargados con combustible cerca de Bandar Abbas, están a punto de cruzar el Océano Atlántico, pero se desconoce cuáles serán sus destinos.

Sólo uno de estas embarcaciones, el buque Fortune, aparece en una lista de petroleros programados para ingresar al puerto venezolano.

Para la fuente de Reuters, que el régimen venezolano tenga la necesidad de recurrir al combustible iraní, refleja una gran «desesperación» de Maduro.

Según el ingeniero petrolero Juan Fernández, los productos que traen los buques tienen «una capacidad estimada de 1.5 millones de barriles».

Vía Primer Informe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *