Spread the love

El jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago, ha reconocido que esa institución del Gobierno español está trabajando durante la crisis del COVID-19 para tratar de “minimizar todo ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno”, monitoreando las redes sociales, supuestamente para combatir la desinformación, aunque para algunos todo consiste en un plan de censura contra las opiniones de los ciudadanos y de los medios de comunicación que no son favorables para el Gobierno de Pedro Sánchez.

Varios ciudadanos han recordado que en España sí funcionan las instituciones y que sus opiniones no podrán ser silenciadas, pues la libertad de expresión es un derecho inalienable. A eso le han añadido que España no es Cuba ni Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *