Spread the love

AEstados Unidos se le acabó la paciencia con la dictadura venezolana. El Departamento de Justicia acusó a Nicolás Maduro y a su cúpula por sus nexos con el narcotráfico y con el terrorismo internacional. Especialmente, por sus vínculos tan cercanos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para exportar toneladas de cocaína a los Estados Unidos.

Las medidas de Estados Unidos salpican al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y al confundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, quienes mantuvieron una relación cercana con la tiranía chavista y con los representantes de las FARC. Unos nexos que no están pasando desapercibidos a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), ya que están estudiando la opción de incluirle en las ordenes de captura que ya emitieron en contra de la cúpula bolivariana y algunos de sus principales aliados, según indican fuentes solventes a Periodista Digital desde Estados Unidos, reseña Periodista Digital.

Es importante recordar que uno de los hombres buscados por la DEA es justamente Hugo ‘el pollo’ Carvajal, quien se encontraba bajo el control del gobierno de Pedro Sánchez y del CNI, pero que misteriosamente escapó en el marco de la alianza política entre el PSOE y Podemos.

Una situación que, por ejemplo, no pareció casual a figuras como Santiago Abascal, quien sospecha que Pedro Sánchez facilitó la huida del narcogeneral chavista para complacer a Pablo Iglesias tras el pacto de gobierno de coalición que han sellado el PSOE y Unidas Podemos. Sin embargo, no fue el único.

El representante de Estados Unidos para los asuntos de Venezuela, Elliot Abrams, afirmó el 13 de noviembre de 2019 que “la fuga de Carvajal es una gran vergüenza para el gobierno de España”. Indignado con los socialistas y comunistas españoles, precisó: «Esperamos que la policía española lo rastree, lo arreste y luego lo extradite a Estados Unidos». Una situación que no ha ocurrido aún y que ha obligado a ceder dicha tarea a la DEA.

Siga leyendo en Periodista Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *