Spread the love

Seyed Ali Sadr Hasheminejad , conocido como Ali Sadr, un hombre de negocios que fue propietario y presidente del extinto Pilatus Bank en Malta y permanece preso en USA por una trama que ayudó a transferir dinero de Venezuela a hasta Irán, evadiendo las sanciones de Estados Unidos al país persa pudiera enfrentar una pena de hasta 125 años de cárcel, tras celebrarse su juicio en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

El dinero provenía de contratos en Venezuela con el gobierno de Hugo Chávez.

El caso de Ali Sadr sentaría un precedente para los enchufados que están haciendo negocios con el régimen venezolano, eludiendo sanciones, como Alex Saab y Álvaro Pulido, quienes en caso de ser juzgados, pudieran enfrentar una condena de cadena perpetua en USA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *