Spread the love

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dejó al descubierto detalles de los hechos por los que es investigado el actual presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Maikel Moreno, señalado de conspirar para lavar dinero y de blanqueo de capitales. Hablan de cobros millonarios en sobornos, abultadas cuentas personales y derroche en gastos lujosos en territorio estadounidense.

Moreno fue denunciado penalmente por el Departamento de Justicia de EE UU a través de una acción judicial presentada en el Distrito Sur de Florida. Es acusado de recibir “decenas de millones de dólares para arreglar ilegalmente casos civiles y penales en Venezuela”.

El magistrado, que encabeza el sistema de justicia venezolano, es el funcionario judicial más sancionado internacionalmente. 42 países han cuestionado su actuación, en especial por los fallos judiciales que dieron paso a la usurpación de funciones de la Asamblea Nacional (AN). Se le señala por su responsabilidad en el deterioro de la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos en Venezuela.

De una planta automotriz y más

De acuerdo al documento publicado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Maikel Moreno habría autorizado la incautación y la venta de una planta automotriz de General Motors con un valor estimado de US$ 100 millones a cambio de un porcentaje personal de los ingresos.

La denuncia también señala que el actual presidente de la máxima instancia judicial de Venezuela recibió sobornos para “autorizar la desestimación de cargos o la liberación contra venezolanos, incluido uno acusado en un esquema de fraude multimillonario contra la compañía petrolera estatal venezolana”, Pdvsa.

US$ 3 millones en depósitos no justificados

El documento refiere que, al solicitar su visa ante las autoridades de Estados Unidos, aproximadamente en octubre de 2014, Moreno aseguró que ganaba el equivalente a US$ 12.000 por año, por su trabajo en Venezuela. Pero el Departamento de Justicia destaca que entre 2012 y 2016 los registros bancarios de Moreno en los EE UU “muestran aproximadamente US$ 3 millones en entradas a las cuentas del acusado”.

La denuncia señala que ese dinero provenía principalmente de grandes transferencias de dólares en efectivo de “corporaciones fantasmas con cuentas bancarias extranjeras vinculadas al Co-Conspirador 1, quien fue un ex abogado de defensa penal en Venezuela que actualmente controla una compañía de medios en Venezuela”.

El sueño americano en el sur de la Florida

La acusación revela datos sobre lo dispendioso que habría sido el actual presidente del TSJ venezolano en territorio de EE UU.

Los registros bancarios indican que Moreno habría gastado entre 2012 y 2016 “aproximadamente US$3 millones, principalmente en el área geográfica del sur de Florida”.

Moreno habría pagado cerca de US$ 1 millón en un avión privado y un piloto privado, refiere el documento de acusación.

También se señala que habría gastado miles de dólares en tiendas de categoría. Se detalla que el magistrado canceló “más de US$ 600.000 en compras con tarjeta de crédito o débito en tiendas principalmente en el sur de Florida (incluyendo decenas de miles de dólares en tiendas de lujo en Bal Harbour, como Prada y Salvatore Ferragamo) (…)”.

A ello se suma “alrededor de US$ 50.000 en pagos a una tienda de reparación de relojes de lujo en Aventura, y aproximadamente US$ 40.000 en pagos a un director de concurso de belleza venezolano”.

Vía Transparencia Venezuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *