Spread the love

Un empresario residenciado al sur de la Florida, Estados Unidos, es el encargado junto con el Ministerio de la Defensa de explotar oro en la selva amazónica venezolana, a pesar de las sanciones impuestas al país por parte de USA.

De acuerdo a lo publicado en El Nuevo Herald, el empresario es presuntamente un trinitario-venezolano, de nombre Clemente Ricardo Silva, con residencia en la ciudad de Doral, el cual es el principal inversionista en la construcción de una planta de cianuración, al sur de Venezuela.

Según el portal, Silva envió dos cartas al Ministerio de Minería alegando sus intenciones de salir del proyecto, luego de las sanciones impuestas a la minería en Venezuela.

Se conoció que el empresario se convirtió en el mayor accionista de la compañía que construye la planta Grupo Orizonia, en febrero de 2019 después de financiar la compra de equipos chinos utilizados en el proyecto.

Silva supuestamente en una entrevista confirmó que había comprado los equipos y las acciones en Orizonia, pero luego de enterarse de las nuevas medidas de la administración de USA, en sancionar el oro venezolano, tomó precauciones para vender sus acciones.

“Cuando salió el anuncio de las sanciones presentamos una solicitud de venta, porque cualquier compromiso, para poder registrarlo, debe ser aprobado por el Ministerio de Minas, que es el que otorga la autorización”, recalcó.

Además indicó que “actualmente no tiene participación directa en el negocio, después de haber firmado un documento privado con el anterior accionista mayoritario del Grupo Orizonia, Américo Figuera, para venderle el 80% de la compañía a cambio de una promesa firmada de recibir de regreso su inversión inicial una vez que comience la producción de la mina”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *