Spread the love

En mayo de 2018, la procuradora Kenia Porcell habría pedido al entonces presidente, Juan Carlos Varela, que obligara a los ejecutivos del Banco Nacional de Panamá (BNP) a aprobar un préstamo hipotecario por 120 mil dólares para la hermana de ella, Oris Porcell, quien no cumplía los requisitos exigidos por ese banco estatal.

Según la web panameña En Segundos, esto se desprende de los supuestos chats por WhatsApp entre ambos que, en la noche de este martes 5 de noviembre, fueron puestos en el portal “VarelaLeaks” (varelaleaks.com), sitio web desarrollado por anónimos, quienes se identifican como “un grupo de ciudadanos latinoamericanos (…) hastiados de la corrupción…”. Aseguran que obtuvieron estas conversaciones porque les llegó un teléfono celular que resultó ser el del exmandatario. Son chats de 2017 y 2018 de Varela con miembros de su Gabinete, la procuradora Porcel, embajadores, el contralor Federico Humbert y otros políticos panameños.

Varela, satisfecho de la lealtad de Porcell

En el caso de la procuradora Porcell, las supuestas conversaciones son fluidas y reveladoras. En Segundos pidió a la Procuraduría General de la Nación (PGN) que confirmara si las conversaciones son verídicas o falsas, pero una fuente oficial dijo que por el momento no tienen comentarios al respecto. Por el interés público que tienen y ante la falta de información de la PGN, En Segundos decidió difundir su contenido por entregas. Esta es la primera entrega.
Se desprende de los supuestos chats que Varela daba instrucciones a Porcell sobre cómo actuar en procesos judiciales y en los acuerdos de delación premiada con contratistas del Estado implicados en casos de corrupción, compartían información sobre casos como Odebrecht, Blue Apple y Panama Papers, entre otros; ella le daba reporte de los procesos y las gestiones que hacían los fiscales, ofrecía consejos políticos y confesaba su admiración por él. El mandatario respondía que ella le había demostrado su “lealtad”.

En lo supuestamente conversado por Porcell, la funcionaria advierte de los cuidados que tiene el Ministerio Público al tratar casos de miembros del partido Panameñista y allegados al expresidente y también le pide favores personales al exgobernante para ella, su familia y para fiscales de la Procuraduría. También hablan sobre sus constantes reuniones personales y la preocupación que tiene Porcell por no ser vista por otras personas cuando tiene estos encuentros.

Eventualmente, la procuradora le pedía a Varela que la dejara abandonar el cargo por la presión que vivía. Para convencerlo, le dijo, el 19 de mayo de 2018, que ya le había cerrado los casos que le interesaban al exmandatario. Él le respondía que debía mantenerse hasta julio de 2019.

El préstamo para su hermana

Entre los favores está uno que Porcell le habría pedido a Varela el 9 de mayo de 2018 para que intercediera en el Banco Nacional con el fin de que la entidad le diera un préstamo que su hermana (Oris Porcell) gestionó en la sucursal de Plaza Edison para la compra de una casa de 120 mil dólares en la barriada Montelimar, en La Chorrera.

Porcell advierte que su hermana tiene dificultad para cumplir los requisitos del banco porque “en su juventud fue un poco mala cabeza con sus responsabilidades económicas, pero hoy todo ha cambiado”. Su preocupación era que las casas de esa barriada estaban por ocupar y perderla significaría que no conseguiría otra a ese precio.

Varela responde que se encargaría de que ese préstamo fuera aprobado.

El 2 de junio de 2018, la procuradora Porcell le dice a Varela que el préstamo de su hermana no fue aprobado y el mandatario le envía la respuesta que le dio el “gerente” del banco sobre ese caso. Aunque no menciona el nombre de que gerente se trataba, para entonces el cargo de gerente general del BNP lo ocupaba Rolando de León de Alba. La respuesta del gerente (no identificado) a Varela fue: “Presidente: para que estés tranquilo. El préstamo hipotecario no se rechazó. Se retiró para hacerle un ajuste con el fin de beneficiar al cliente y fortalecer la garantía contra un préstamo personal que solicitó adicional. Esta semana concluye el trámite”.
Sobre el préstamo, el exmandatario le reafirmó a Porcell: “Eso tiene que resolverse” y luego “No puedo aceptar [que] una instrucción mía no se cumpla”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *