Spread the love

Dos años después del presunto abuso sexual de José María López a Carlota Prado en la casa de ‘Gran Hermano’, El Confidencial ha tenido acceso a uno de los documentos judiciales clave. El vídeo grabado por la productora Zeppelin TV muestra el momento en que los responsables del programa de Telecinco enseñan a la concursante las imágenes de lo sucedido. Los hechos ocurrieron en la madrugada del viernes 3 de noviembre del año 2017 en Guadalix de la Sierra, lugar donde se encontraba la casa de ‘GH Revolution’, decimoctava edición del ‘reality show’ producido para Mediaset España.

Superada la noche de autos, desde la cuenta oficial de Twitter del programa, se informaba de la salida de ambos participantes: “La dirección de ‘Gran Hermano’ ha decidido expulsar del programa a José María por lo que considera una conducta intolerable. Asimismo, ha considerado oportuno que Carlota deje la casa”, sin dar más explicaciones.

José María López y Carlota Prado, en 'GH Revolution'. (Mediaset España)
José María López y Carlota Prado, en ‘GH Revolution’. (Mediaset España)

El vídeo fue grabado y realizado (es decir, montado con diversos cambios de cámara y variedad de planos) el sábado 4 de noviembre de 2017 en el famoso ‘confesionario’ tras sacar a José María del concurso. Detallamos de forma cronológica las imágenes con el acompañamiento de algunos fragmentos.

Carlota comienza a ver las imágenes sola

Carlota se encuentra sola en el ‘confesionario’, de pie frente al televisor, viendo las imágenes de la noche anterior en las que se encuentra en la cama con José María en la habitación grande. Con una mano en el corazón, la joven está desubicada y con cierto miedo. De fondo, se escucha un “mírame” por parte de José María, entre ruidos de golpes a los micrófonos y sábanas. De boca de Carlota se pueden intuir un par de noes.

Carlota pregunta entonces qué es eso que está viendo sin previo aviso: “Súper’, ¿qué pasa?”. El vídeo continúa. Se escucha de nuevo la voz de José María: “Quítate eso”, dice en referencia al jersey que llevaba Carlota y que tal y como ella misma declaró delante de la jueza, se quitó por el calor que tenía. “Me va a dar algo de verdad, me cago en la puta”, son las palabras de la concursante.

Primera reacción de Carlota

El rostro de Carlota va cambiando, pasa de la incertidumbre al terror. De fondo, se escucha una respiración fuerte y agitada. Podría ser la de José María. “Pero si se quedó conmigo todo el tiempo”, vuelve a comentar ella. Según avanza el vídeo, Carlota es consciente de lo que ha sucedido. Se tapa la boca con una mano a modo de vergüenza y miedo. No puede más, se da la vuelta para dejar de mirar la televisión, se lleva la mano a la frente y da una vuelta al sillón que se encuentra en medio del ‘confesionario’.

“Por favor, para ya ‘Súper’, por favor”

Se acerca de nuevo a la pantalla para seguir viendo las imágenes. Se lleva las dos manos a la cara y se tapa con ellas parte del rostro, dejando los ojos al descubierto. Niega con la cabeza. Se gira de nuevo al no poder aguantar la vista en la pantalla. “Por favor, para ya ‘Súper’, por favor”, pide al responsable del programa, que en ese momento está interaccionando con ella a través de la megafonía. El ‘Súper’ no responde.

“¿Puedes pararlo ya?, por favor”, insiste ella. En ese momento, el ‘Súper’ habla: “Lo paramos cuando quieras, Carlota. Creemos que tienes que verlo, pero como tú quieras”. Ella pregunta, “¿más?”. El ‘Súper’ responde: “Hay más”. Asustada, pregunta que cómo es que hay más. El ‘Súper’ aclara que hay más vídeo. Carlota rompe a llorar y se da la vuelta por completo para no mirar. El vídeo sigue.

El ‘Súper’ vuelve a hablar, pero sus palabras no se entienden. Carlota reacciona y se gira de nuevo para seguir viendo las imágenes mientras llora. Quitando la mirada del monitor, lanza una nueva pregunta: “¿Es todo así o hay algo más fuerte?”. “Es lo que estás viendo”, es la respuesta, ante lo que pide de nuevo que quiten el vídeo. “Por favor, quítalo ya, quítalo ya”, son sus palabras exactas antes de darse la vuelta, caminar hasta el fondo y apoyar la cabeza y las manos sobre la pared del fondo. El audio del vídeo sigue activo. “Siéntate, por favor”, le pide el ‘Súper’, pero Carlota pide que quiten el sonido: “Que sigue el puto audio, ‘Súper’, quítalo”, mientras se acerca de nuevo y tienen la siguiente conversación:

Carlota: ¿Eso lo va a ver la gente?
‘Súper’: No, bajo ningún concepto.

C: ¿De verdad, no?
S: Sí.
C: Y ¿dónde está?
S: José María ha sido expulsado ya definitivamente, Carlota.
C: O sea, que no puedo tener ni una conversación con él, ¿no?
S: No. Carlota, queremos que sepas que la organización no comparte este tipo de comportamientos.
C: No lo comparto ni yo, ¿cómo lo voy a compartir? Lo que me parece injusto es que no pueda hablar con él, porque no me ha dicho nada. Bueno, vosotros sabéis que no me lo ha contado, lo sabéis perfectamente.
S: Queremos que sepas que tienes todo nuestro apoyo psicológico, familiar…

Llorando, Carlota pregunta “¿psicológico?”. En todo momento, la joven está completamente sola en el confesionario. “Estamos contigo en lo que necesites, Carlota”, añade el ‘Súper’. Ella llora y vuelve a posar la cabeza sobre una pared, esta vez en un lateral. “Y si quieres abandonar, también estás en tu derecho, sin ningún tipo de penalización”, vuelve a decir la voz del ‘Súper’. En ese momento, Carlota tiene un ataque de ansiedad. Le cuesta respirar con normalidad.

C: ¿Y qué vais a decir?
S: Lo que tú quieras que digamos, Carlota.

C: No, ¿qué vais a decir de él?
S: Que ha sido expulsado por una conducta inapropiada dentro de ‘Gran Hermano’, Carlota. Intolerable. ¿Qué es lo que quieres hacer tú, Carlota?
C: ¿Qué?
S: ¿Qué es lo que quieres hacer tú?
C: ¿Cómo que lo que quiero hacer yo?
S: ¿Qué actitud quieres tomar tú? ¿Qué elección?
C: Yo me quedo aquí, pero es que me parece injusto que no me dejéis ni tener una conversación con él, ¿cómo puede haber hecho eso?
S: El programa no puede tolerar ese tipo de…
C: Pues claro que no. No lo entiendo, joder. Pero entended que soy yo. Y no puedo expresarme nada, ¿ni un minuto?
S: No.
C: Por favor, de verdad… No lo entiendo. No lo entiendo.

En ese momento, Carlota comienza a caminar de un extremo a otro del confesionario. El ‘Súper’ habla de nuevo y le dice que su psicóloga está ahí (el programa asigna a cada concursante un psicólogo durante su estancia en la casa), que si quiere hablar con ella. Ella dice que no. Sigue llorando, nerviosa y caminando. Pide al ‘Súper’ algo para sobrellevar lo que está viviendo: “Por favor, traedme algo que me relaje, de verdad, tengo el corazón a mil. A mil. No me va a ayudar que hable con nadie. No sé, cómo…”.

“Tranquila. Carlota, siéntate, por favor. Relájate”, le pide el ‘Súper’. La participante se sienta, se pone la mano en el pecho y sigue llorando. La voz de ‘Gran Hermano’ vuelve a hablar: “Carlota, quiero recordarte que las imágenes que has visto solamente las vas a ver tú”, en ese momento, ella pregunta si José María ha visto las imágenes, recibiendo un “no” como respuesta, manifestando que le parece injusto.

Pide salir para desahogarse

Carlota se limpia las lágrimas, intenta serenarse y pide lo siguiente a los responsables del ‘show’ televisivo: “Yo no quiero hablar con la psicóloga, quiero hablar con mis amigos de ahí fuera. Y necesito que me asegures que lo que voy a hablar no va a salir. Porque evidentemente voy a hablar de eso”. Recibe un nuevo “no”: “Carlota, este tema, por José María y por ti, por el bien de ambos, no debe salir de aquí”.

El ‘Súper’ prohíbe a Carlota hablar del tema fuera del ‘confesionario’

Entonces pregunta por qué. ‘GH’ lo tiene claro: “Es lo que te he dicho anteriormente. Es decir, la organización ha tomado una decisión por una actitud, pero esto quedará con José María y contigo, no puede extenderse a la casa”. Ante estas explicaciones y resignada, Carlota se dirige a la puerta y pide salir: “Muy bien. Ábreme, por favor. Lo he entendido. Por favor, de verdad”.

El ‘reality show’ le prohíbe volver a la casa: “Espera, por favor. No, todavía no”. Carlota da tres vueltas alrededor del sofá y vuelve a pedir que la dejen salir: “Súper, déjame salir, de verdad”. Pero ‘Gran Hermano’ le pide que espere un segundo. “Pero que espere a qué, ¿a qué tengo que esperar? No voy a decir nada, ya he entendido lo que me has dicho, bastante tengo mierda en la cabeza con lo que acabo de ver”. Da otras dos vueltas al sofá mientras tiene varias arcadas.

“No lo entiendo”

“Carlota, espera un segundo. La psicóloga y una persona de la dirección del programa van a entrar al confesionario”, es la decisión que toma el programa tras estar más de 11 minutos sola en el confesionario. Carlota da cinco vueltas más alrededor del sofá hasta que entran la psicóloga y Pilar Blasco, actual CEO de la productora.

“Tranquila, no te asustes, soy yo, soy Pilar, del proceso de ‘casting’. Y la psicóloga”, son las palabras de la primera persona que entra en el confesionario para atender a Carlota. La psicóloga hace el siguiente comentario: “Soy yo, aunque no querías hablar conmigo”. Pilar abraza a Carlota y le pregunta cómo está. La joven llora de forma desconsolada sin llegar a abrazar a Pilar. “¿Cómo estás? No te preocupes, tranquila. Sé que es difícil hablar con dos desconocidas”, le dice Pilar. “No lo entiendo”, responde Carlota. “Yo tampoco. Siéntate”. La emisión del confesionario se corta y pasan a una cámara que observa cómo una participante come espaguetis en un sofá.

Ahora, la Fiscalía y las partes pueden acusar y en el juicio se decidirá. La jueza señala el vídeo del presunto delito, pero también que en su declaración José María incurrió en contradicciones y que “José María se encontraba en un estado de consciencia cuando ocurrieron los hechos”. Ni Telecinco ni ‘Gran Hermano’ se han puesto en contacto con Carlota en estos dos años. Mientras tanto y desde entonces, Carlota se encuentra en tratamiento psicológico y psiquiátrico, con medicación y sin poder trabajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *