Spread the love

Inspecciones relámpago se han producido últimamente en notarías y registros de provincias centrales y del Oriente de Venezuela, así como mucho movimiento en el Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Saren), a raíz de denuncias de empleados de ese órgano adscrito al Ministerio del Poder Popular para Interiores, Justicia y Paz en el país petrolero.

Según personas con conocimiento de la situación, «se han desatado los demonios a lo interno» y el propio director nacional del Saren «ha tomado el toro por los cachos», comandando en persona investigaciones y purgas en algunos de los registros y notarías, pues, según los denunciantes, su propio asistente y mano derecha, el Dr. Camilo Ángel y su novia la Dra. Louisse Meneses, actual directora del Sistema Registral y Notariado, estarían involucrados presuntamente en actividades que tienen que ver con blanqueo de capitales, ventas y traspasos de inmuebles y terrenos a personas naturales y jurídicas que tienen prohibición de gravar o enajenar bienes por parte de tribunales y del Ministerio Público venezolano.

Camilo Ángel, Louisse Meneses

En algunos casos se trataría de ventas de inmuebles que se hallaban en poder de prófugos y testaferros de contratistas, así como de exfuncionarios públicos involucrados en sonados casos de corrupción en la Faja Petrolífera del Orinoco.

Empleados esperan que las investigaciones lleguen a buen término y que de comprobarse irregularidades y delitos, les sea aplicado todo el peso de la ley a los involucrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *