Spread the love

El banquero venezolano Víctor Vargas Irausquín o «Vargas “e” Irausquín», como se haría llamar, ha estado en el ojo del huracán en las últimas semanas, por las intervenciones de sus bancos en Curazao y Panamá, así como por las controversias de sus empresas financieras en República Dominicana, Venezuela y la isla de Antigua, producto de irregularidades en el manejo de fondos de sus clientes.

Vargas es suegro de Luis Alfonso de Borbón, bisnieto del difunto ex-dictador español Francisco Franco. Algunas referencias en las redes acerca de los negocios del banquero, mencionan vínculos con sectores del chavismo en Venezuela y con individuos relacionados con grupos extremistas internacionales.

Para algunos, luce casi imposible que, debido a sus vínculos, Vargas pueda escapar del radar federal estadounidense.

Irónicamente Juan Carlos Medina Carruitero, vicepresidente de cumplimiento del Grupo Financiero BOD en República Dominicana, liderado por Bancamérica, perteneciente a Víctor Vargas, ha presidido el Comité Latinoamericano para la Prevención de Activos y financiamiento de Terrorismo – COPLAFT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *