Spread the love

Los panameños tienen razones para pensar que el gobierno del presidente Laurentino Cortizo es “más de lo mismo”, igual o peor que el del ex-presidente Juan Carlos Varela, pues amén de todas las denuncias que hay contra la procuradora general Kenia Porcell por encubrir a implicados en el caso de sobornos de Odebrecht, ésta ha dicho que no renunciará, mientras el gobierno de Cortizo se mantiene pasivo.

No ha sido distinto con la directora del Servicio Nacional de Migración, Samira Gozaine, quien tras desatarse una controversia por ordenar a subordinados permitir el ingreso a Panamá a unos amigos de sus primos que no cumplían con los requisitos migratorios, no ha renunciado y ya el propio presidente Laurentino Cortizo ha dicho que no la destituirá.

¿Tráfico de Influencias? La muy comentada grabación de voz de la directora de migración de Panamá Samira Gozaine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *