Spread the love

Alex Saab y Álvaro Pulido (Germán Rubio) y sus respectivos hijos no son los únicos implicados en el escándalo CLAP-oro y sus derivadas sanciones por parte del Departamento del Tesoro norteamericano. Si se aplicara la justicia por igual, tuviera que haber quizás varios otros sancionados.

La lista de vinculados al escándalo CLAP-oro, con uno que otro grado de participación, incluye a personajes como Luisa Ortega Díaz, Antonio Chambra, Camilo Ibrahim, Yussef Abou y su supuesta pareja Delcy Rodríguez, Samark López, Tareck El Aissami, Cilia Flores y hasta se habla de gente del medio artístico venezolano, como las gemelas Karina y Alexandra Braun.

La vinculación del empresario venezolanos Alejandro Ceballos con el negocio de exportaciones de alimentos con sobreprecio a Venezuela, destinados a  los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), ha originado afirmaciones acerca de una posible sanción de la OFAC tanto al empresario como a familiares de éste, entre los que se incluyen su sobrino Manuel Ricardo Alonso Ceballos, esposo de la animadora venezolana Karina Braun, quien a su vez es hermana de la actriz Alexandra Braun. Se asegura que ambas hermanas gemelas pudieran ser afectadas por la medida, por aparecer supuestamente en el registro de empresas en los Estados Unidos que les han permitido a la familia Ceballos fugar dinero de negocios opacos con el gobierno de Venezuela.

Un trabajo del site El Informador Web señala que a raíz de darse a conocer la confrontación de intereses entre Alex Saab y Camilo Ibrahim con Alejandro Ceballos, quienes amasan millones con el hambre del pueblo venezolano siendo los únicos operadores autorizados para la importación de alimentos impuestos por Cilia Flores y Delcy Rodríguez, se destapa la más podrida de las ollas, aun peor que las anteriores, mezcladas a esta polémica familia los cuales han amasado infinitas fortunas con contrataciones a dedo por el gobierno de Nicolás Maduro y el fallecido Hugo Chávez y vuelve a relucir el nombre de Manuel Ricardo Alonso Cevallos el de su esposa la modelo y actriz Karina Braun Waldeck junto a otros miembros de su familia.

El site prosigue asegurando: “Alejandro Ceballos alias (el Nene) hijo del magnate del mismo nombre y su sobrino favorito Manuel Ricardo Alonso Ceballos son las personas a cargo no solo del manejo y lavado de la fortuna amasada que por años recibieron del gobierno chavista a través de Grupo 7C, Gold Reserved, Kamacuto, Inversiones Alfamac (entre otras), sino que también los mismos habían tenido relación directa con figuras como Raúl Gorrín, Franklin Duran y Alejandro Andrade con los cuales se han señalado diversos delitos de fraude a la nación entre ellos la limpieza del Río Guaire por el monto de 430 millones de dólares, durante la gestión de Jacqueline Farías, sin que la obra se haya ejecutado, también poseen expedientes por irregularidades en sectores económicos de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) las cuales se rumorea han mantenido a raya las leyes venezolanas con sobornos constantes a jueces, diputados e incluso con favores a funcionarios sancionados en Estados Unidos lugar de residencia actual de varios miembros de la familia Ceballos”.

Manuel Ricardo Alonso Ceballos y Karina Braun

“La actual esposa quien fue causante del abrupto y escandaloso divorcio del empresario Manuel Alonso Cevallos la modelo y actriz venezolano-alemana Karina Braun Waldeck junto a su hermana Alexandra Braun Waldeck han sido participe al usar sus nombres para la compra de propiedades de lujo en la exclusiva ciudad de Sunny Isles Beach, como también obras de construcción inmobiliarias en la ciudad de Fort Lauderdale y Aventura”, señala el site.

“Durante años las gemelas Braun junto a varias “recién” nombradas damas de la alta sociedad venezolana y los Ceballo han usado la figura de nuevas fundaciones benéficas de la farándula creadas como fachadas para sacar el dinero del país con destino a los Estados Unidos y Turquía donde el dinero es repartido por los apoderados desapareciendo entre títulos e inversiones el dinero robado a la nación venezolana”.

Habrá que seguir la pista a este caso, del que sus involucrados deberán ofrecer explicaciones convincentes, más allá de tratar de desviar la atención y recurrir a las solidaridades automáticas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *