Este domingo Vox podría lograr representación parlamentaria por primera vez. El último sondeo de SocioMétrica para EL ESPAÑOL desveló que la formación podría lograr de 1 a 3 escaños en Andalucía, sin embargo, algunos sondeos realizados esta semana por empresas privadas aumentan esa cifra y le dan hasta 7 escaños.

La recta final de la campaña en Andalucía deja muchas incógnitas sobre cómo será finalmente la configuración del Parlamento andaluz. La irrupción de Vox, el partido de derecha dura liderado por Santiago Abascal, es uno de los cambios más significativos y su irrupción podría trastocar los cálculos electorales hechos hasta el momento.

Si hasta ahora la mayoría de las encuestas otorgaban a la formación una presencia testimonial en el mejor de los casos, algunos sondeos privados y trackings de los propios partidos elevan esa representación. Algunas webs que sortean la prohibición de no publicar sondeos los cinco días previos a las elecciones camuflando los nombres de los partidos con frutas o golosinas están llegando a dar al candidato de Vox, el juez Francisco Serrano, hasta 7 escaños.

En ese escenario, Susana Díaz podría no alcanzar los 40 escaños. El PP se mantendría como segunda fuerza pese a ver huir parte de sus apoyos hacia Vox, y le seguirían Adelante Andalucía y Ciudadanos, que pese a duplicar sus apoyos respecto a 2015, quedaría en cuarta posición.

El PSOE por debajo de los 40

Expertos en demoscopia consultados por este periódico confirman las cifras: el PSOE  podría ver peligrar este domingo los 40 escaños. Estas fuentes señalan que podría bajar hasta los 37 y, en ese caso, las consecuencias podrían ser imprevisibles, incluida una nueva convocatoria de elecciones.

El PP sería el otro gran perjudicado, pues podría sufrir un trasvase de votos hacia Vox y quedarse entre los 24 y 26 escaños. A pesar de ello, el líder popular, Pablo Casado, y el candidato Juanma Moreno, habrían disipado el temor de ser sobrepasados por Ciudadanos.

La formación naranja, liderada por Juan Marín, acortaría la distancia con el PP, pero se mantendría por detrás, con entre 19 y 22 escaños. Con esta configuración, la suma de PP, Ciudadanos y VOX, sumaría, en el mejor de los casos, 53 escaños, a sólo dos de los 55 que marcan la mayoría absoluta. Por primera vez en toda la campaña y precampaña, el bloque del centroderecha estaría cerca del vuelco, aunque moriría en la orilla.

Por su parte, Adelante Andalucía puede ser determinante si su líder Teresa Rodríguez decide pactar con el PSOE para formar Gobierno, y es quien tiene la llave para desencadenar una repetición de elecciones en la comunidad. Con la pérdida de escaños del PSOE, el domingo podrían ascender un poco y alcanzar los 23 escaños.

Preocupación en Madrid

El Gobierno de Sánchez ha mostrado este viernes su preocupación ante la irrupción de Vox en Andalucía y da credibilidad a los sondeos que apuntan a que el partido de Abascal está en alza. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha admitido que el Ejecutivo teme la escalada de una formación que tiene un ideario “inconstitucional”.

En rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, Calvo ha señalado que al Gobierno “y a la inmensa mayoría de hombres y mujeres, nos preocupa mucho un partido cuyo ideario es anticonstitucional”.

La vicepresidenta no ha mostrado inquietud, en cambio, por la posibilidad de que el resultado en Andalucía afecte al futuro inmediato del Gobierno y ha desligado el 2-D de la convocatoria de comicios generales.

EL ESPAÑOL

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *