El ente oficial que regula las operaciones aeronáuticas en Venezuela es el INAC (Instituto Nacional de Aeronáutica Civil), sin embargo BAER y sus nuevos funcionarios han querido tomarse atribuciones que no les corresponde. Es por eso que esta semana los de BAER hicieron acto de presencia en algunos aeropuertos y visitando hangar por hangar fueron solicitando dinero en efectivo “a brinco rabioso”, como también la documentación sobre los propietarios de las aeronaves que ahí se encontraban. Algunos se negaron a pagar y a entregar la documentación, asegurando estar amparados por el presidente del TSJ y de Nicolasito Maduro y les dijeron a los representantes de BAER que fueran donde les apeteciera e hicieran lo que quisieran. Fue por que los de BAER, molestos, les suspendieron las operaciones de sus aviones, entre las que hay aeronaves privadas propiedad de personas vinculadas a Nicolasito Maduro y a otros representantes del gobierno chavista, quienes cayeron en las prohibiciones. Ahora queda esperar a ver que pasará con estos funcionarios que osadamente se dieron el tupé de una maniobra como esta.

BAER no tiene competencia para actuar por encima del INAC y mucho menos usurpar funciones que no les corresponde.

Entre las aeronaves sancionadas por BAER se encuentran el avión Gruman Gulfstreams V 550, matriculas YV3443, perteneciente al “enchufado” de Raúl Gorrín Belisario, así como unos helicópteros Eurocopter EC135 y un Bell Ranger 206L.

También esta el avión Hawker 800 que era propiedad de Omar Camero y que habría sido adquirido por algún nuevo “enchufado”, matriculas YV2477, que fue observado en días pasados recogiendo unos pasajeros en la Rampa 4 de Maiquetía en el que viajarían, según cuentos de pasillos, representantes de la oposición que irían a Barbados para seguir con las negociaciones políticas, aunque otros comentaban que era un grupo de las FARC junto a Piedad Córdoba que se trasladaban a México para unas reuniones con representantes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Algunos preguntan si la “adulancia” del general que preside BAER es mayor al la del que está frente del INAC. Habrá que esperar a ver qué sucede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *