Spread the love

Miguel Silva Pérez no puede esconder sus conexiones con un poderoso grupo de empresarios colombianos, muy cercanos a altos jerarcas venezolanos, la ex-senadora Piedad Córdoba y cuyo abogado, De la Espriella, actualmente toma exquisitas y lujosas vacaciones en una hermosa isla al sur de Italia.

Silva Pérez primero estuvo vinculado al atractivo negocios de las casas pre-fabricadas, ocupó diversas posiciones, concretó varios lucrativos negocios y hasta fue financiado como candidato para la Asamblea Nacional Constituyente.

Después llegó la verdadera luz a su vida. Se vinculó al negocio de la exportación de oro, diamantes y otras piedras preciosas a Turquía. Sus socios colombianos y de quienes funge como representante, son especialistas en cobrar a través de trueques. Así les han pagado alimentos importados desde México, con oro, diamantes y ahora con petróleo.

Previamente Miguel Silva estrechó relaciones con representantes de gobiernos como China, México, Grecia y países árabes e islamistas, como Irán y Turquía.

Silva Pérez mantiene buenas relaciones con una empresa griega contratada para trasladar el petróleo venezolano y ahora funge como representante de una compañía fundada en Turquía empleada para comercializar en petróleo venezolano. Así se cobrarían los alimentos e implementos para controlar protestas, como bombas lacrimógenas y gas pimienta y se generan divisas para participar adicionalmente en el mercado cambiario.

Negocio petrolero en Turquía

Hasta hace poco, varias de las firmas petroleras y refinadoras más grandes del mundo, incluida las estadounidenses Chevron y Valero Energy, hacían fila para cargar crudo venezolano, mientras PDVSA escrutaba rigurosamente a sus potenciales compradores para asegurarse de que tuvieran capacidad de pago.

Pero las sanciones impuestas en enero por Estados Unidos en un esfuerzo por empujar la salida de Maduro del poder han ahuyentado a muchos de esos clientes. Las exportaciones de PDVSA se han desplomado más de un quinto desde que las sanciones, de acuerdo con registros de la compañía y los datos de Refinitiv Eikon. Sus mayores compradores son empresas chinas e indias.

En una reunión de la junta directiva de PDVSA el 14 de marzo pasado se eliminó temporalmente el requisito de que nuevos clientes y proveedores tuvieran al menos dos años de experiencia en la industria petrolera. La tercera es la vencida ; este mismo grupo no pudo concretar negocios con TRENACO en la Faja del Orinoco ni participar en el apetecido negocio de la exportacion de gas a Colombia.

Ni PDVSA ni el Ministerio de Petróleo de Venezuela han brindado respuestas a las interrogantes.

En medio de los cambios, la empresa turca Grupo Iveex Insaat comenzó a comprar petróleo venezolano en abril, de acuerdo con la programación de carga de PDVSA y los informes internos sobre exportaciones e importaciones de la primera mitad del año, que se han podido confirmar con diversas fuentes.

Registros de la Cámara de Comercio de Estambul muestran que el Grupo Iveex Insaat se formó hace menos de un año con un capital de solo 10.000 liras (cerca de 1.775 dólares) y la “construcción residencial” mencionada como su principal actividad. No parece ser casual que el negocio de la construcción sea una constante, como por ejemplo el estadio de béisbol de Vargas. Se trató con esta misma cámara de verificar los datos de la empresa empleada para negociar el oro venezolano, pero fue imposible.

De acuerdo con los documentos internos de PDVSA, Iveex fue una de las cinco firmas que se postularon para cargar crudo mejorado venezolano desde abril a junio. Iveex cargó cuatro cargamentos de crudo y productos venezolanos en abril, equivalente a poco menos del 8% de las exportaciones de petróleo de Venezuela, nada en mayo o junio, según documentos de PDVSA.

Los registros de la compañía turca muestran que Iveex Insaat es supuestamente propiedad de Miguel Silva, un empresario venezolano que dirige la Cámara de Exportadores de Venezuela y que también se desempeñó en la administración de Maduro en un cargo en el Ministerio de Vivienda, donde se relacionó con la emrpesa Fondo Global de Construcción. No se ha podido determinar los términos bajo los cuáles Iveex Insaat está recibiendo petróleo venezolano. Tampoco fue posible confirmar quién finalmente compraría y refinaría el crudo, ya que la empresa no tiene refinerías. Ni Iveex Insaat Group ni Silva han respondido a solicitudes de comentarios.

Una fuente de PDVSA, otra de una firma naviera griega y de inspección marítima —que declinaron dar sus nombres— confesaron que Iveex había acordado entregar combustibles a PDVSA a cambio de petróleo venezolano.

Con su red de refinación trabajando a baja capacidad por demoras en planes de mantenimiento, falta de crudo y frecuentes incidentes, la nación socia de la OPEP ha enfrentado problemas de escasez de combustible en meses recientes, de acuerdo con Reuters.

Las otras dos compañías que comenzaron a fletar crudo de PDVSA desde que se impusieron las sanciones son Melaj Offshore Corp, registrada en Panamá, que se presume pudiera ser “de maletín”, propiedad de un empresario indio y Sahara Energy, una unidad de Sahara Group, basada en Nigeria. Los dos cargamentos petroleros de PDVSA se hicieron poco después de que se anunciaran las sanciones, según muestran documentos internos de la compañía. Sahara Energy no ha querido responder a correos electrónicos y llamadas para solicitar comentarios. No se ha podido encontrar los datos de contacto de Melaj.

Lazos con Turquía

Las negociaciones con Iveex subrayan los crecientes vínculos comerciales entre Venezuela y Turquía, cuyo presidente Tayyip Erdogan ha apoyado a Maduro, junto a Rusia, Cuba y China, así como las millonarias exportaciones de oro de los socios de Silva Pérez.

Turquía es uno de los principales compradores de oro de Venezuela, lo que se ha convertido en una fuente importante de efectivo mientras cae la producción petrolera.

Silva registró Iveex Insaat con un socio turco llamado Erhan Kap el 27 de septiembre de 2018, apenas una semana después de que Maduro visitó Estambul.

Kap, quien es un guía turístico en Estambul según sus perfiles de redes sociales, declinó hacer comentarios cuando se le contactó por teléfono. También se presume que se trata de otro intermediario.

De acuerdo con la biografía de Silva en el sitio web del Grupo Iveex, ha tenido varios puestos dentro de la administración de Maduro, que incluyen el servicio en el Ministerio de Vivienda en 2014 y la coordinación de un plan de desarrollo gubernamental para el estado Táchira en 2013.

El sitio web de Iveex dice que se trata de una “empresa de distribución y comercialización de materias primas” centrada en productos derivados del petróleo y petróleo crudo con oficinas en Londres, Estambul y Caracas.

Dice que utiliza una “flota arrendada de buques regionales”, sino griegos.

Si bien el sitio web presume de tener una “larga experiencia” en el comercio y la distribución de petróleo, una revisión del sitio, utilizando Internet Archive, muestra que las referencias al comercio de petróleo se agregaron después de noviembre del 2018.

Según documentos comerciales de la petrolera venezolana, PDVSA vendió barriles por primera vez a Iveex Insaat en abril, cuando cargó el tanquero Seamuse con 294.413 barriles de gasolina natural y nafta virgen ligera para el Medio Oriente.

El barco aún no ha descargado y permanece anclado cerca de un puerto de Kuwait, según datos de Refinitiv Eikon. Días después, se hizo una carga similar de nafta virgen y gasolina natural para Iveex en el tanquero Vinjerac.

La compañía turca también cargó los petroleros Delta Kanaris y Delta Harmony con más de 1 millón de barriles cada uno de crudo Hamaca, un crudo mejorado que PDVSA ha tenido problemas para vender porque su principal mercado era Estados Unidos.

Sin embargo, estos tres buques fletados por Iveex permanecen anclados en puertos venezolanos.

PDVSA no les ha permitido navegar hasta que Iveex entregue al menos una de varias cargas de combustible destinadas a compensar la primera carga, dijeron la fuente de PDVSA y dos fuentes de navieras.

Más hallazgos

En el siempre cambiante juego entre PDVSA y el régimen de sanciones de EE. UU., Surge un nuevo jugador: el PROCERIUM ENERGY PTE de Singapur . LTD . (201732917R). Según fuentes en PDVSA del bloggero Alek Boyd en el sitio infodio, el petrolero operado por Procerium, Delta Maria, está a punto de levantar 1,000,000 barriles de DCO, con destino a Shandong, China. Un segundo envío (también Nautilus de Delta Tankers con bandera griega ) está en camino de levantar la misma cantidad de carga, al mismo destino. “Hice un poco de excavación y encontré a Thomas Haeusler., como siempre, un aburrido abogado suizo, detrás de Procerium. Haeusler es, muy probablemente, un representante de un número casi infinito de UBO posibles que buscan aprovechar las oportunidades para individuos / empresas no estadounidenses creadas por medidas del Tesoro poco entusiastas”, señala el bloggero en un artículo.

 

 

 

“Hay poco en el camino de la participación previa de Haeusler con Venezuela o PDVSA. Sin embargo, hay una referencia de la SEC a su asociación a (estamos seguros) de las actividades empresariales muy agradables y legítimas de Kenes Rakishev de Kazajstán , que es (bajo la dirección de Wikipedia), yerno del actual Embajador de Kazajstán en Rusia .Nuestras fuentes afirman que Rosneft, que cubre casi todas las necesidades de gasolina de PDVSA en la actualidad, está involucrada, por supuesto, en las nuevas actividades de Procerium en Venezuela”, agrega.

Arcadia Hellas

ESTAMBUL – 28 de marzo: Nave Arcadia Hellas buque petrolero para crudos EGEO FE (IMO: 9232888, Liberia) el 28 de marzo de 2012 en Estambul. Un recipiente ancho 244 mt de largo, 43 metros, puesto en marcha en el mar en 2003 y tiene un peso muerto de 106.074 toneladas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Con información de Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *