No todas las cifras de Hawkers, la marca de gafas de sol creada por cuatro jóvenes de Elche y financiada por el empresario venezolano Alejandro Betancourt, son un misterio. Uno de los gastos que sale a la luz es el que la compañía ha destinado durante su expansión. No a través de la contratación de personal, sino a negociar con las personas más influyentes para estar bien posicionados.

Economía Digital ha comprobado a través de los registros de lobbys en Estados Unidos, consultados en la secretaría de registros públicos del Senado y en la Cámara de Representantes, que Hawkers se ha dejado aproximadamente 380.000 dólares en gastos de representación en los despachos norteamericanos desde su registro oficial como lobby.

Su representante ha sido Ballard Partners, uno de los grupos de presión más cotizados en Washington. La relación de la firma estadounidense, que representa a compañías de primer nivel como Amazon, con Betancourt ha llamado la atención de muchas voces del sector.

Primero, porque una empresa como Hawkers tiene relevancia, pero no la suficiente como para estar representada por un lobbysta de tal nivel; segundo, porque Hawkers no se ha registrado como lobby en ningún otro país, y tercero porque la figura de Betancourt y la procedencia de su fortuna ha levantado ampollas en Estados Unidos.

El empresario de 40 años ha sido señalado por ser uno de los mayores beneficiados del chavismo. Ha recibido 12 de los 14 mayores contratos energéticos durante el régimen bolivariano, pese a no ser un empresario con gran experiencia en el sector.

De hecho, su trayectoria le ha llevado junto a su primo, Pedro López Trebbau, con quien comparte diferentes proyectos, ante el juez federal del Distrito sur de Nueva York, después de que el ex embajador de Venezuela en Estados Unidos, Otto Reich, les acusara de delitos de fraude electrónico, difamación, crimen organizado y conspiración.

La acusación, que llegó en 2010, no obstante, se resolvió favorablemente para Betancourt, que salió victorioso ante los tribunales. La resolución judicial fue contundente contra Reich, a quien se le acusó de “denigrar el sistema judicial y político en Venezuela”. ->>Vea más…

Fuente: Con información de Cristian Reche – Economía Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *