El empresario panameño Winston Spadafora Gálvez, hijo del exmagistrado de la Corte Suprema de Panamá Winston Spadafora Franco, es otro de los acusados en la trama de sobornos de Odebrecht.

El término que tenía la fiscalía para investigar venció el pasado 25 de abril, por lo que si no apela ante el Segundo Tribunal Superior una decisión del juez Óscar Carrasquilla de no extender el plazo de la investigación, deberá remitirle la vista fiscal del proceso, cuyo expediente tiene 600 tomos y 81 imputados.

La fiscalía planteó que, inicialmente, la investigación se circunscribió al periodo 2010-2015, que incluye parte de las administraciones presidenciales de Ricardo Martinelli (2009-2014) y Juan Carlos Varela (2014-2019), y que luego se extendió al periodo 2006-2009, cuando Odebrecht inició operaciones en Panamá durante el gobierno de Martín Torrijos (2004-2009).

La fiscalía indicó que logró acreditar que Odebrecht hizo pagos, al menos, a otras 11 sociedades.

Al analizar las actividades de estas sociedades, la fiscalía formuló cargos a Fotis Limberópulos, Aaron Mizrachi, Danna Harrick –contra quien pesa una solicitud de extradición–, Orlando Barraza, Winston Spadafora Gálvez, Carlos Espinoza y Guillermo Sáenz-Llorens. Ninguno de ellos ha sido indagado por la fiscalía todavía.

La firma forense Guerra &Guerra Abogados, en representación de Aaron Mizrachi, se había opuesto a la solicitud de la fiscalía de extender el plazo de la investigación, con el argumento de que con dicha acción vulnera las garantías individuales y constitucionales de los imputados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *