Norka Luque es para algunos de sus compatriotas venezolanos una «boligarca» y «enchufada», que según investigaciones periodísticas, se convirtió en testaferro de la gobernadora de la provincia de Lara y ex-tesorera nacional Carmen Meléndez.

Algunos expresan su sorpresa, pues los tentáculos de la empresaria Luque se entrelazarían con los del experto financiero Morís Beracha y sus allegados, así como con el banquero de origen paraguayo Víctor Gill, varios gobernadores entre los que figuran Carmen Meléndez, altos funcionarios, autoridades del partido opositor Voluntad Popular y el ex-alcalde de la ciudad de Maracaibo y cónsul de Venezuela en Milán-Italia, Gian Carlo Di Martino.

Morís Beracha, Víctor Gill, Gian Carlo Di Martino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *