Spread the love

Desde hace meses y hasta la actualidad ha comenzado una batalla campal dentro de PDVSA, en la División Boyacá de la Faja Petrolífera del Orinoco, por controlar una red de tráfico de combustible, que ha llevado al auditor externo Luis Barreto a pavonearse como todo un jefe, en una camioneta blindada y con escoltas por Apure, en la frontera entre Colombia y Venezuela.

Según algunas informaciones, los cabecillas de la red se han reunido en varias oportunidades con la guerrilla para dejar claro quién manda en la organización. Mientras tanto las autoridades competentes todavía no hacen nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *