La fiesta de Las Maravillas con un exalcalde oficialista que Reynaldo Armas no recuerda

Inmediatamente conocida la información por las redes sociales, El Cardenal Sabanero salió al paso a desmentir  su presencia en la fiesta, alegando que él escogía muy bien con quién contrataba sus servicios, dejando entrever que nunca lo había hecho con  gente ligada al gobierno rojo.

Reynaldo Armas se refería a que hace poco supuestamente se celebró la boda de los jóvenes Omar Acedo y Daniela Cabello, hija del hombre fuerte del chavismo, Diosdado Cabello. Para la fiesta habría sido escogido uno de los lugares más majestuosos de Venezuela, la paradisíaca isla del Gran Roque, ubicada en el archipiélago del mismo nombre, contratando presuntamente a varios artistas de renombre como regalo de bodas. Entre los supuestos artistas invitados han sonado algunos nombres como el colombiano Maluma, del cual sería fanática la joven Daniela, así como el no menos conocido cantante de música recia Reynaldo Armas, entre otros.

Pero probablemente el poeta del llano no esté siendo completamente sincero, puesto que durante todo el transcurso del actual gobierno venezolano, sus mejores clientes han sido funcionarios del mismo. Para muestra un botón. Quizás el cantante no recuerde el concierto privado que dio en el estado Anzoátegui, en la finca Las Maravillas, vía Querecual, con motivo del cumpleaños del Exalcalde revolucionario de la ciudad de Barcelona Guillermo Martínez, con la presencia de unos 50 invitados, el círculo más íntimo del entonces alcalde y de su familia. ¿Será que el Cardenal Sabanero creía que el anfitrión era un alcalde adeco? ¿Recordará el hombre del Rucio Moro el negocio con Martínez al venderle 2 caballos de paso fino, de los cuales uno habría sido un regalo para Adricarlis, la reina del folklore? ?Sabrá el cantante la procedencia de los dólares con los que le cancelaron sus honorarios y el par de animales que negoció?

El intérprete de música llanera quizás tiene muy mala memoria o de alguna manera se le está tratando de tomar el pelo a la opinión pública.

El Fiscal General de la República tiene con esto suficiente para iniciar las investigaciones pertinentes y aplicar la justicia a que hubiere lugar.

 

 

 

 

 

 

 

Aquí un vídeo de la fiesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *