El todopoderoso jefe de la inteligencia de Hugo Chávez, el general Hugo Carvajal, quiere hablar. En plena convulsión en Venezuela, el mando chavista declarará a petición propia en la Audiencia Nacional este lunes por la tarde, solo unos días después de que fuera enviado a la prisión de Soto del Real mientras se tramita la solicitud de extradición cursada en su contra por Estados Unidos. Uno de los militares más poderosos —y con un nivel de información interna privilegiado— ha comunicado, así, su deseo de aportar información, y el juez Manuel García-Castellón ha decidido atender su solicitud, publica El Confidencial.

 

El general fue arrestado a mediados de abril por la Policía Nacional. Las autoridades estadounidenses lo reclaman por un delito de blanqueo de capitales relacionado con el narcotráfico. Se había trasladado a España en marzo tras evidenciar de forma pública su ruptura con Maduro y pasar a apoyar a Juan Guaidó. En este proceso de ‘conversión’, había iniciado también un diálogo incipiente con Estados Unidos en vistas a una cooperación.

 

Su reclamación de prestar declaración indica que ha dado más pasos en este camino, el de la colaboración. Tras pasar a disposición judicial, Carvajal, apodado ‘El Pollo’, se negó a ser entregado. El magistrado Alejandro Abascal decidió su ingreso en prisión tras escucharle en una primera declaración en la que negó las acusaciones de los norteamericanos, que le atribuyen haber lavado dinero negro de la droga junto a otro exalto alto cargo del Servicio Bolivariano de Inteligencia, Pedro Luis Martín Olivares.

Recaló en España, justo después de ofrecer su respaldo público a Guaidó y de realizar un llamamiento a sus compañeros militares a los que reclamó rebelarse contra el Gobierno de Maduro. Fue quizá el primero en evidenciar las vías de agua de la estructura de este último. Las afirmaciones realizadas desde Estados Unidos evidencian que otros altos responsables se subieron más tarde a este mismo barco. El viaje fue accidentado, mandó a sus familiares de avanzadilla y después se trasladó en barco hasta la República Dominicana donde tomó un vuelo rumbo Madrid.

Los problemas del ‘Pollo’

Los problemas del ‘Pollo Carvajal’ con EEUU arrancaron en 2008, cuando la DEA abrió sus primeras líneas de investigación. Desde 2008, la Oficina para el Control de Activos Extranjeros, dependiente del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, lo acusa de narcotráfico, blanqueo de capital y de haber colaborado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para introducir droga vía Venezuela y México en el país norteamericano. Existen dos autos de acusación contra él en la Corte Federal del Sur de Nueva York (marzo de 2011) y en la Fiscalía Federal del Distrito Sur del Estado de Florida (mayo de 2013).

Para leer la nota completa visita  El Confidencial

Alberto News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *